La misión Rosetta terminó y los científicos ahora entienden un poco más a la Tierra

La histórica misión Rosetta llegó a su fin, después de dos años de escaneos de la roca espacial, que nos dejó una enorme cantidad de información sobre los cometas en general, como del 67P/Churyumov-Gerasimenko en particular.

Con los estudios remotos a través de Rosetta, los investigadores buscan entender un poco más cómo se formó la Tierra y la vida en ella, a partir de los elementos que viajan por el espacio en los cometas.

Comenzó su viaje el 2 de marzo de 2004, pasando por Marte y varios asteroides de gran tamaño. Después de su lanzamiento, Rosetta nos permitió ver la primera imagen del cometa. Los científicos de la misión se sorprendieron, el cometa parecía más un patito de hule, aunque después se enteraron que el cometa era resultado de la fusión de dos objetos.

Rosetta llegó al cometa 67P el 6 de agosto de 2014 y comenzó a bombardearnos de fotos impresionantes. Estas eran tomadas a una distancia de apenas unos 130 kilómetros de la superficie, y la primera imagen cercana reveló una serie de dunas, cráteres y acantilados.

roseta

El 12 de noviembre de 2014 el módulo Philae, que era otro dispositivo dentro de Rosetta, bajó a la superficie del cometa, pero las cosas no salieron como estaba planeado. El dispositivo tardó un año en funcionar y comenzar a enviar información.

A medida que llegaban los datos de Rosetta y Philae los científicos eran capaces de entender cada vez más la formación del cometa. En enero de 2015 fueron publicados una serie de descubrimientos en la publicación Science.

Los científicos de la misión también comenzaron a entender la composición química del cometa, que tiene una mezcla extraña y olorosa.

“El perfume del 67P/C-G es bastante fuerte gracias al olor de huevos podridos (sulfuro de hidrógeno), excremento de caballo (amoníaco) y el olor sofocante del formaldehído. Todo esto se mezcla con el aroma nauseabundo y amargo del cianuro de hidrógeno. Además también se añade un poco de alcohol a la mezcla (metanol), el aroma vinagroso del sulfuro de dióxido y una pizca del aroma dulce del disulfuro de carbono. Todo esto es lo que compone el “perfume” de nuestro apreciado cometa”, dijeron los investigadores.

Las información también reveló que los peñascos del cometa se movieron de un lado a otro, es decir que hay movimientos geológicos dentro del cometa. Además aprendimos que existen moléculas orgánicas, incluyendo un tipo distinto de agua.

229376-406-304

A medida que Rosetta hacía su viaje final (y mortal) hacia la superficie del 67P los científicos de la misión recopilaban más y más datos. Su sitio final de descanso (llamado Ma’at, como la diosa egipcia de la armonía y el orden) es una región llena de peñascos y sumideros. Al explorar esta zona al detalle los científicos esperan entender mejor cómo se forman los cometas.

Rosetta puede que haya muerto y la parte de exploración de la misión ha finalizado, pero todavía hay mucho trabajo por hacer y, sobre todo, muchos misterios por resolver.

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *