La publicidad gubernamental también coarta la libertad de expresión

admin TENDENCIAS

 

Durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, el gobierno federal ha gastado 34 mil 108 millones de pesos en publicidad pagada a los medios de comunicación, lo que impacta en la línea editorial y el trabajo periodístico de los reporteros.

El informe Libertades en resistencia, publicado por la organización Artículo 19, señala que esta relación perversa entre el dinero que pagan los gobiernos —federal, estatales y municipales— y la información que se publica está supedita la información que publican los medios de comunicación.

La famosa frase “no te pagó para que me pegues”, acuñada por el expresidente José López Portillo está más vigente que nunca.

El año pasado ocurrieron 426 agresiones a periodistas y 11 más fueron asesinados, la cifra más alta hasta ahora registrada por la organización.

Si bien no todos están relacionados con el tema de la publicidad y la información que se publica, el informe destaca que la mayoría de las agresiones fueron perpetradas por un funcionario público o partido político.

 

Esto contrasta con las declaraciones de Peña Nieto, quien asegura que la mayoría de los hechos violentos contra la prensa mexicana los realizan miembros del crimen organizado.

Artículo 19  asegura que esto no es de este sexenio, pues llevan siete años denunciando el gasto que hacen los gobiernos en publicidad y comunicación social.

Dichos recursos se convirtieron en el mecanismo perfecto para limitar los flujos de información independiente y plural, denuncia el documento, que se dio a conocer en abril pasado.

En 2012, el recién electo presidente Enrique Peña Nieto, se comprometió a regular el uso arbitrario e indiscriminado de la publicidad oficial y la promesa quedó establecida en el compromiso 95 del ya extinto Pacto por México. Casi cinco años después, el tema está olvidado.

En cambio el gasto del gobierno federal en comunicación social y publicidad ha ido en aumento. En 2013, el primer año de gobierno, se destinaron siete mil 955 millones de pesos a este rubro; para 2016 el presupuesto fue de poco más de nueve mil millones de pesos.

A nivel local ocurre exactamente lo mismo. De acuerdo con lo recabado por Artículo 19 a través de solicitudes de transparencia, el año pasado los gobiernos estatales destinaron tres mil 622 millones de pesos.

Sin embargo, el monto podría ser mayor, ya que ocho entidades no informaron el gasto real de este rubro.

Artículo 19 indica que en los estados, la situación de los periodistas es peor, ya que su pago depende de cuántas notas publiquen, pero éstas no deben afectar a los funcionarios que pagan por difundir sus buenas acciones o proteger su reputación.

“En muchos de los casos —no en todos— “la plata” determina qué es lo que se publica y lo que no, lo que la sociedad puede o no saber (…) Por esto, mientras no se libre la batalla económica entre los medios de comunicación y gobierno, no habrá información objetiva, independiente y plural y los periodistas no podrán ejercer libremente su profesión” dice el informe de la organización.

One Comment

  1. Pingback:Las de Ocho de las ocho: 03 de mayo – El Insurgente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Instagram did not return a 200.
Te recomendamos
VICE | Por qué las jornadas laborales deberían durar cuatro horas
Por Nathan Schneider Alex es un hombre ocupado. Esposo de 36 años y padre de ...