SCT recibió “moches” cuando compró las pantallas para el apagón analógico

 

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) recibió “moches” para adjudicar contratos para la adquisición de millones de pantallas que fueron entregadas a la población de escasos recursos en 2015, como parte del programa de transición a la televisión digital terrestre (TDT), según reveló un reporte del diario The Wall Street Journal

Como parte del programa TDT, el gobierno federal compró 10.5 millones de pantallas para entregarlas a igual número de hogares de escasos recursos, con miras a que esta población no se quedara sin señal de televisión abierta tras el apagón analógico que se dio en el país.

De acuerdo con el diario estadounidense, la SCT pidió entre 12 y 18 dólares por cada televisión a una de las empresas a las que se les adjudicó un contrato para armar y distribuir estas pantallas.

“La empresa Diamond Electronics abasteció 63% de todas las televisiones, casi 6.5 millones, con un contrato por 900 millones de dólares, y fue la única compañía que recibió contratos en todas las rondas de compra organizadas por la SCT”, destacó la publicación con base en declaraciones de una fuente cercana al proceso. 

The Wall Street Journal destacó que el gobierno federal otorgó a esta empresa excepciones de derechos de importación para algunos de sus componentes de TV, además de que Diamond Electronics obtuvo financiamiento de un banco estatal para cubrir las necesidades de capital de trabajo vinculadas a los pedidos masivos.

Rodrigo Ramírez, oficial mayor de la SCT, negó categóricamente cualquier acto de corrupción con respecto al programa TDT. 

No obstante, la publicación recuerda que los críticos del programa señalaron que el gobierno descartó opciones más baratas diseñadas en la administración de Felipe Calderón para la transición digital.

“Fue un plan excesivamente caro que mostró o negligencia o corrupción”, dijo Gustavo Rivera, director de la organización anticorrupción Opciona.

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *