Discusión sobre el Ejército en las calles divide al Congreso

La Ley de Seguridad Interior ha dividido a los partidos en el Congreso, mientras el Secretario de la Defensa Nacional insiste en aprobar la legislación

Los legisladores no han podido ponerse de acuerdo sobre el contenido de la Ley de Seguridad Interior, que regulará las acciones de los cuerpos policíacos, así como del Ejército y la Marina, así como las labores que deberán realizar en las calles del país.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Francisco Martínez Neri, dijo en conferencia de prensa que una legislación tan importante no podía votarse “al vapor”, por lo que era necesario que se revise en las comisiones.

El anuncio se hizo después de que el lunes pasado se difundiera el rumor de que la Cámara de Diputados aprobaría en fast track el documento, para después discutirse en el pleno.

La discusión principal de esta legislación ha girado en torno a la militarización del país si se permite que los soldados realicen acciones de policía en lugar de las labores propias del ejército.

La Cámara de Diputados y el Senado tienen tres iniciativas distintas sobre el tema, que plantean que el Ejército realice tareas de seguridad interior, como patrullaje, detenciones y colaboración con el Ministerio Público, además de que legitiman el uso de la fuerza de estos grupos.

Por su parte, el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos ha manejado un doble discurso desde que se inició la discusión de este tema.

Por un lado, el 9 de diciembre pasado aseguró que los soldados están cansados de patrullar las calles del país y exigen ya no hacer labores de policías. Sin embargo, en las reuniones que ha sostenido con los legisladores insiste en que su labor será mantener la estabilidad de las instituciones.

La ambigüedad de su discurso no ha contribuido a establecer claramente las funciones y la participación que tendrá el Ejército si sigue en las calles.

Por otro lado, las discusiones políticas tampoco han permitido que la discusión avance. En diciembre pasado, las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión acordaron que discutirían la Ley de Seguridad Interior, pero también el Mando Único y el Estado de Excepción.

Sin embargo, en enero el PRI decidió voltear la jugada y aprovechar su mayoría en ambas Cámaras para aprobar la ley sin necesidad del apoyo de los otros partidos, como habían quedado.

Después de esto, el PRD y Acción Nacional advirtieron que no avalarán ni un punto de la legislación si no se aprueba el tema de Mando Único.

Sin embargo, Cienfuegos ha presionado a los priistas en la Cámara de Diputados para que aprueben la legislación lo más pronto posible, porque urge incluso “más que cualquier otra”, dijo el secretario en una de las tantas reuniones que ha tenido con los legisladores.

Ante las demandas, los diputados de oposición decidieron detener la discusión y establecer una agenda legislativa, que será discutida este miércoles.

 

 

 

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *