Los titulares de la Defensa de México y EU telefonearon ¿Para abatir al narco?

Redacción POLÍTICA

Las llamadas que sostuvieron ayer los titulares de las secretarías de Defensa, Marina y Gobernación con sus homólogos de Defensa y de Seguridad Interior de Estados Unidos, respectivamente, más que enviar un mensaje de que se avanza en un acuerdo bilateral para fortalecer la relación en materia de seguridad, ha desatado una serie de especulaciones sobre los planes que tiene el gobierno de Donald Trump sobre México, especialmente en el rubro de combate al narcotráfico.

Mientras algunas voces sugieren que las conversaciones confirman lo que en días pasados se había filtrado, respecto a la intención del gobierno estadounidense de enviar tropas a México, otras aseguran que la intención de EU es combatir la producción y trasiego de enervantes al “estilo Colombia”, y permitir operaciones militares del vecino país en territorio nacional.

Salvador García Soto (columna “Serpientes y Escaleras”, El Universal) y Julio Hernández (“Astillero”, La Jornada) coinciden en que la intención de John Kelly, secretario de Seguridad Interior, es poner en marcha un “Plan México”, similar al “Plan Colombia”, con lo que las Fuerzas Armadas estadounidenses coordinarían las operaciones de combate al crimen organizado, y tanto el Ejército, la Marina y las Policías serían sus subordinados.

José Cárdenas (“Ventana”, El Universal) y Alejandro Hope (“Plata o Plomo”, El Universal) señalan que la intención del Gobierno de Trump es llevar la Iniciativa Mérida al siguiente nivel y “reforzar” la cooperación en materia de seguridad, con lo que se confirmaría también que el vecino país ve a unas Fuerzas Armadas mexicanas débiles en el combate al narco.

Por otra parte, la reunión del general Salvador Cienfuegos y el almirante Francisco Vidal Soberón con integrantes de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados es interpretada como la presión de las Fuerzas Armadas para que se apruebe a la brevedad la Ley de Seguridad Interior, que busca delimitar el actuar del Ejército y la Marina en las calles.

Katia D’Artigues (“Campos Elíseos”, El Universal) señala que la presión ejercida por los titulares de la Defensa y Marina es una prueba más de que los militares no están contentos con el papel que les ha tocado jugar en materia de seguridad pública, aunque señala que en la reunión de ayer se les vio “mucho más dispuestos”.

Sin embargo, las declaraciones de los representantes de los partidos políticos PRI, PAN y PRD, en el sentido de que si bien la LSI es una prioridad aún no hay ningún consenso entre las fuerzas políticas representadas en el Congreso, y que la iniciativa no se dictaminará con “prisa ni urgencia”, abre la posibilidad de que su aprobación no se dé en este periodo de sesiones.

También te puede interesar:  Militares piden por escrito dejar las labores policiacas

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Jamás imaginamos que Trump llegaría a ser Presidente de EU
Cuando aceptamos este trabajo, no pensamos que Donald Trump sería presidente de la súper potencia ...