Mancera se va en octubre y dejará “tirada” la obra del Metrobús Línea 7

Susana Madrid Escutia POLÍTICA

Ciudad de México, 17 de julio.-  Al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, no le alcanzará el tiempo para resolver el lío legal del Metrobús Línea 7, pues tiene previsto dejar el cargo en octubre para buscar una candidatura presidencial.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción local (CMIC), Arturo Bautista, dijo que no vislumbra que la obra sea terminada antes de que Mancera renuncie.

“No creo que la obra esté terminada antes de que él renuncie y se vaya a buscar la campaña. Lo que nos gustaría es que todas las obras fueran planeadas, tuvieran un proyecto ejecutivo, completo con todos sus permisos, tanto obra pública como obra privada, para que no tuviéramos estos problemas con la ciudadanía”.

Los cuestionamientos a los que se enfrenta el gobierno capitalino por la construcción de la Línea 7 del Metrobús reflejan falta de planeación, vacíos en la legislación y tintes políticos, sumado a que en caso de concretarse sería un mero paliativo al problema de movilidad que se enfrenta, sentenció.

En entrevista para El Insurgente Noticias, el ingeniero resaltó: “Queremos una ciudad planeada, con obras que sean necesarias y proyectos ejecutivos completamente terminados y una vez que tengamos eso vamos a hacer una Ley de Obra pública”.

La nueva línea -que correría por Paseo de la Reforma – enfrenta un proceso de suspensión total debido a que la administración de Miguel Ángel Mancera inició los trabajos sin contar con la autorización expresa del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ni de la Secretaría de Ambiente local.

En primer momento, se paró la construcción como consecuencia de un amparo interpuesto por la Academia Mexicana de Medio Ambiente (Amda); como respuesta, el mandatario de origen perredista aseguró que la línea no se detendría y consiguió las autorizaciones con al menos un año de retraso, pues desde junio de 2016 se confirmaron las 32 estaciones.

La obra a cargo de “Consorcio de Ingenieros Constructores y Consultores, S.A de Comunicación, S.A.P.I de C.V. Semex,  S.A. de C.V y Desarrollo Eco Industrial Mexicano S.A. de C.V” tendría que estar lista el próximo 15 de octubre, justo antes de que Mancera Espinosa pidiera licencia a la jefatura de Gobierno para atender sus aspiraciones presidenciales; sin embargo, todo apunta a que el cálculo le saldrá mal.

En opinión de Bautista, la Asamblea Constituyente dejó pasar la oportunidad de deslindar al próximo Instituto de Planeación de la Ciudad de México de la jefatura de gobierno, pues situaron al ejecutivo local al frente del organismo, por lo que las asociaciones políticas permearían en su hacer.

El Metro, una mejor opción

Asimismo, dejó entrever que la apuesta de los constructores locales es realizar una obra del Metro, el cual solucionaría el poblema de la ciudad.

“El metro es el transporte masivo y de bajas emisiones por excelencia, probado en el mundo entero, por supuesto que el Metrobús funciona, pero es algo paliativo. No resuelve el problema a largo plazo”.

Bautista rememoró que al cercarse a Mancera Espinosa la respuesta ineludible ha sido la falta de presupuesto, aun cuando la capital cuenta con un presupuesto de más de 200 mil millones de pesos al año.

Indicó que una Línea de Metro costaría más de 20 mil millones de pesos, pero transportaría a 10 veces más usuarios que una línea de Metrobús.

Alternativas de financiamiento para crear líneas de Metro

Desde la Cámara a su cargo, Bautista explicó que han presentado a las autoridades citadinas las siguientes alternativas para obtener recursos y cumplir con la construcción de las líneas de metro:

1.- Fibras: Desde la Cámara habría financiamientos diferentes a las concesiones, ¿en qué? Se haría el financiamiento pero en lugar de que el constructor se quedara con las ganancias durante las primeras décadas, un porcentaje iría al Metro Capitalino y otra a los inversores. Por lo que el Sistema contaría con dinero para su manutención desde el primer día de arranque.

2.- Publicidad y locales: Ocupar los lugares libres en las instalaciones para crear locales y cobrar por ellos, además de si es necesario pintar el tren de “Pepsi- cola” para ganar dinero se haga.

3.- Tarifas diferenciadas: Que se cobren los 13 pesos –costo real del transporte- a quienes puedan costearlo y a quienes no, que otros organismos y no el metro sean los que subsidien.

Te recomendamos
Declaran a Vicente Fox persona no grata en Venezuela ¿Tú qué opinas?
El Gobierno venezolano a cargo de Nicolás Maduro declaró este domingo como persona no grata ...