Manlio Fabio Beltrones prepara su llegada a Gobernación

Anonimus COLUMNISTAS

Dicen los que saben que Manlio Fabio Beltrones Rivera, uno de los más poderosos políticos mexicanos, está a punto de sustituir a Miguel Ángel Osorio Chong en Bucareli. Es visto ya como el próximo secretario de Gobernación.

            Resulta que desde hace meses se especula que llega al gabinete a ayudar al presidente Enrique Peña Nieto, ante las pifias y errores que no se cansan de cometer sus más cercanos. Un hombre de experiencia como Beltrones es bien visto por los círculos empresariales y políticos, tan maltratados en últimas fechas por el grupo pequeño de aduladores que el mandatario mexicano se ha encargado de encumbrar en un ladrillo.

            Osorio Chong cada día es visto más lejano de ese círculo de poder. Dicen los que saben que apenas le dirige la palabra a Peña Nieto, algunos interpretan eso como falta de respeto, otros como una señal de que ya pide libertad para comenzar a trabajar su campaña hacia Los Pinos.

            El hidalguense ha reforzado esta percepción ante las campañas de propaganda que ha lanzado en redes sociales, en donde se ve como un sujeto más suave de lo normal, saludando a mujeres y diciéndoles que lucha por sus derechos, o hablando de indígenas y discriminación. Su otro rostro, el social.

            Beltrones, por su parte, es visto como uno de los sucesores de Osorio desde que renunció a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el pasado 21 de junio. El sonorense desde entonces ha tratado de guardar silencio y distancia para evitar interpretaciones. Sin embargo, en últimas semanas se le ha visto con Osorio Chong y otras piezas clave del círculo cercano de Peña Nieto. Muchas coincidencias que hacen que los que los ven hablen y hagan escenarios.

            Pepe Ureña, en su Teléfono Rojo, revela que hace unos días Beltrones y Osorio Chong se encontraron en Sir Winston Churchill´s, a partir de las nueve y media de la noche. “Cada uno llegó por su cuenta y se encontraron en privado, donde estuvieron hasta la madrugada del martes, cuando ya no había más comensales. Más de tres horas es mucho tiempo para un simple saludo, ¿verdad? Inclusive para brindar. Pronto podríamos ver los resultados de ese larguísimo diálogo entre Osorio Chong y Beltrones”.

            Otra pista. Willy Ochoa, uno de los tres principales operadores del sonorense, comió esta semana con el Oficial Mayor de Gobernación. El eco de las charlas en estos momentos en los restaurantes frecuentados por el círculo rojo, dicen los que saben, es que ya están preparando la entrega de oficinas. Dicen los que saben que con la oficialía se habla cuando hay que diseñar estrategias, estructuras e iniciar el reclutamiento.

            El hábil operador sonorense es quien siempre ha dicho que en política no existen las coincidencias. ¿Qué coincidencia no?

 

 

 

 

 

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *