México rompe récord de fosas clandestinas en inicio del 2017

Aura Paola García Destacadas Seguridad

Esta semana, las autoridades estatales de Baja California Sur descubrieron otra fosa clandestina en Los Cabos. El martes por la noche las autoridades de la entidad reportaron el hallazgo de dos cuerpos; sin embargo, durante toda la semana el número ha ido creciendo hasta llegar a 18 cadáveres.

Los elementos policiacos detallaron que las labores de rastreo han tenido que ser suspendidas durante las noches, porque la falta de luz natural dificulta las labores de los peritos ministeriales. Según el testimonio de los expertos, es probable que todavía encuentren más restos humanos y que el número de personas sin identificar crezca, pues hasta el momento no existe certeza de cuantos muertos están allí enterrados.

Este hallazgo no es el primero ni el más alarmante del año, pues en Marzo de 2017 policía del Estado de Veracruz reconoció que en una zona de 14 km, ubicada en las Colinas de Santa Fe, fueron descubiertas 125 fosas clandestinas con más de 14 mil restos óseos.

El hecho inédito fue criticado y señalado por la prensa y los defensores de derechos humanos a nivel internacional; sin embargo, las autoridades encargadas del caso explicaron que la entidad no tenía capacidad ni tecnología para analizar esa cantidad de restos.

Además, en ese mismo mes y también en el Estado de Veracruz, el 20 de marzo, ocho fosas clandestinas pertenecientes a la localidad del Arbolillo, en el municipio de Alvarado, fueron develadas por las autoridades. Mediante un comunicado precisaron que tras las labores periciales 47 cráneos y múltiples restos humanos fueron inhumados.

Finalmente, no podemos dejar atrás otro caso emblemático del 2017, en el estado de Morelos, cuando se descubrió que en Tetelcingo 117 cadáveres habían sido enterrados ilegalmente por las propias autoridades del Estado. Lo más impactante del caso y que tampoco fue esclarecido es que al menos 84 de ellos presentaban rasgos de tortura. 

Los números de la muerte, en 16 años de búsqueda

De acuerdo con el abogado especialista en temas de Seguridad, David Peña, las fosas clandestinas son el resultado de las disputas internas entre integrantes de los cárteles de la droga, que requieren un espacio para aventar y ocultar cuerpos sin vida; sin embargo, los funcionarios públicos también incurren en omisiones y complicidad, como en el caso de Morelos, para permitir que el fenómeno de la violencia prolifere en México.

Entre 2007 y 2016, 855 fosas clandestinas fueron halladas en el país, y de este universo, mil 548 cadáveres resultaron inhumados, según el informe especial de Personas desaparecidas y fosas clandestinas en México, que publicó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Guerrero fue la entidad en donde se encontraron más fosas clandestinas en el periodo de tiempo analizado, con un total de 195. Cifra que ya casi fue rebasada en un periodo de 5 meses en el Estado de Veracruz. 

Asimismo, Veracruz fue la entidad en la que se encontraron mayor cantidad de restos humanos con 21 mil 874 contabilizados a lo largo de 16 años; en contraste, este 2017 Veracruz se superó a sí mismo, y reconoció la existencia de más de 14 mil restos en Las Colinas de Santa Fe.

Los datos citados en el informe fueron obtenidos a través de solicitudes de información interpuestas en las procuradurías estatales y pese a ello, la CNDH reportó que existe una cifra negra, pues en una investigación hemerográfica paralela, la Comisión detectó disparidad en los números reportados por la Policía y los números publicados en la prensa.

El documento puntualiza que los estados de Morelos, Nayarit, Sinaloa, y Tamaulipas no proporcionaron información a la CNDH sobre fosas clandestinas ni cadáveres exhumados, pese a que las entidades federativas antes mencionadas han registrado números de violencia a la alza en diversos periodos de tiempo desde el 2006, cuando inició el sexenio de Felipe Calderón.

El abogado, perteneciente al “Grupo de Acción por los Derechos de las niñas y las mujeres” detalló que lo más grave no es que los estados no quieran entregar los números, sino que ni siquiera tienen un registro puntual de los desaparecidos o la fosas.

La CNDH aseguró desde hace un año de la existencia de este problema estructural en la operación de las distintas instancias del Estado mexicano, que ha impedido que se registren los avances deseados en la materia.

Te recomendamos
Marchan para conmemorar las muertes del halconazo
Ciudad de México, 10 de junio.- Miles de personas marcharon por Ribera de San Cosme ...