México sigue militarizandose sin Ley de Seguridad Interior

admin POLÍTICA

A dos semanas de que concluya el periodo ordinario en la Cámara de Diputados, la Junta de Coordinación Política no ha podido poner en la mesa la discusión de la Ley de Seguridad Interior, mientras que las Fuerzas Federales llegaron a siete entidades en lo que va del año.

“Estamos a dos semanas del término de este periodo ordinario (30 de abril) y juzgamos que en dos semanas difícilmente se podrá tratar un tema con la amplitud con la que debe tratarse. No vimos mucho interés por traer aquí a organizaciones que pudieran platicar sobre el tema”, dijo el presidente de la Jucopo, Francisco Martínez Neri.

De acuerdo con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la Ley de Seguridad Interior debe incluir plazos, tiempos y circunstancias en que las fuerzas federales podrán actuar con apoyo al orden constitucional y pleno respeto a los derechos humanos.

Aseguró que esta ley “no es para militarizar al país, ni siquiera para considerar casos normales en estados de excepción que permitan la entrada de fuerzas federales”, ha repetido el funcionario.

Sin embargo, más elementos de la fuerza federal han comenzado a llegar a diferentes puntos del país.

Este martes, Osorio Chong junto al gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, dieron la bienvenida a mil elementos de la Policía Federal, Sedena y Fuerza Aérea para reforzar la seguridad en el estado.

El titular de la Segob adelantó que se seguirá con la estrategia de tener un mando federal coordinando a todas las corporaciones, para que cada quien cumpla con lo que le toca y haga lo que le corresponde.

El 11 de abril pasado, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, también recibió a los elementos de la Policía Militar en la entidad, durante la firma del convenio de apoyo en seguridad con el comandante de la Sexta Región Militar, Juan Manuel Rico Gámez.

Yunes Linares destacó que la Policía Militar llega a sumarse a la tarea más importante que tiene a su cargo el Estado Mexicano, la de preservar la vida, la integridad física y el patrimonio de las personas.

A principios de enero, 500 elementos de la Gendarmería y Policía Federal llegaron a Quintana Roo para patrullar distintos puntos de Cancún y Playa del Carmen, tras los ataques a la Fiscalía que se han suscitado desde marzo pasado y que han dejado al menos seis policías muertos.

En Sinaloa, dos mil 200 elementos de Ejército Mexicano llegaron para poyar en las labores de inteligencia en Culiacán, Navolato y Mazatlán.

Mil elementos del Ejército llegaron a Sonora para blindar al estado, en las entradas de la zona sur, centro y la frontera con Estados Unidos, como parte del combate al crimen organizado que impera en entidades colindantes como Sinaloa y Chihuahua.

Además ante la llegada de miles de turistas por Semana Santa, Ixtapa-Zihuatanejo y Acapulco, en Guerrero fueron reforzados con elementos militares, policías federales y estatales. Y a pesar de la presencia de las Fuerzas federales permanente en la entidad, sigue ocurriendo al menos un asesinato diario en el puerto de Acapulco.

La militarización del país también ocurre porque los gobiernos estatales no han profesionalizado a las policías estatales y municipales.

En febrero pasado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) acusó a los gobiernos de no responsabilizarse de la seguridad de sus habitantes, ya que desde hace 10 años abandonaron su obligación de profesionalizar a los policías que tienen resguardando la seguridad.

“Hace 10 años se pidió a las fuerzas armadas que salieran a la calle ante la realidad de que las policías se vieron rebasadas en sus capacidades. Sin embargo, se planteó la profesionalización, pero no se ha dicho qué ha pasado; los recursos han fluido, y creo que las auditorías tienen que decir qué ha sucedido con ellos y cuáles han sido los resultados de esa profesionalización”, dijo Luis Raúl González Pérez, titular de la CNDH.

(Foto: Cuartoscuro)

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *