Miedo a estar solo

Elvia Ortíz COLUMNISTAS Elvia Ortíz

 

Te has fijado que aun cuando estamos solos, no lo estamos realmente, nos acompaña la música, las noticias, el juego de concursos, la telenovela; te has preguntado ¿Por qué la radio siempre está encendida?

Aun cuando no nos gusta la estación o su sonido es tan bajo que solo percibimos un murmullo constante e indescifrable. ¿Porque prendemos el televisor al despertar o apenas llegamos a casa y lo dejamos transmitir incluso cuando estamos en la bañera? Esto es porque queremos sentirnos acompañados, aun cuando esta compañía sea vacía o de baja calidad.

¿Porque tememos tanto a estar completamente solos? A dejar vagar nuestros pensamientos al interior de esos jardines y barrancos internos, a encontrarnos con nosotros mismos, con esos espectros aterradores que escondemos en los entretelones más profundos de nuestra existencia, no nos atrevemos a de explorar nuestros miedos y anhelos más secretos… preferimos   enterrarlos en el fondo de nuestro ser, en vez de permitirles salir a flote o darles alas para que iluminen y mejoren nuestra existencia.

Esas experiencias, conocimientos y sentimientos que guardamos en el baúl de lo innombrable, forman parte de nuestra Sombra, aquel otro lado de nuestra personalidad que permanece oculto a la luz; pero que nos complementa.

No importa cuánto huyamos o tratemos de evadirlo, ya sea en una tierra lejana o en otro continente, ahí nos acompañará, porque es parte de nuestra realidad, es nuestro propio universo está aquí y ahora nuestro ¡Es nuestro yo! Latente y constante, acallado las más de las veces, pero como ser real aun desde lo oculto, trata de escalar tímidamente entre el barullo de las redes sociales, los medios y los videojuegos, entre el partido de futbol y las noticias de la bolsa.

Atrévete a escucharle, atrévete a escucharte a Ti mismo, a conocer tu yo reprimido, a crear momentos de solitud profundos, donde disfrutes de estar contigo mismo, donde te invites a lazarte con un clavado limpio en descenso a la fosa de tu yo interior, sin ruidos, ni tapujos; Quien sabe…. quizás encuentres la brillante sorpresa del Arcoíris que ilumine de colores tu Vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
“Juego de la botella” enloquece a niños (y adultos)
  El bottle flipping o el reto de la botella es un juego que está ...