Morelos: gobierno fallido y subdesarrollo

admin COLUMNISTAS

(…) Comprendió en un instante de lucidez que nada puede expiarse. Tarde o temprano, el tiempo y el pasado nos alcanzan. De nada servía esconderse. De nada servía correr.

Camilla Läckberg

La bienvenida que un grupo de jóvenes militantes le hizo a un recurrentemente ausente Graco Ramírez, con tanta mordacidad como con franqueza su crítica, le hizo indispensable.

No todos los problemas de Morelos se deben a su ausencia, y el mensaje dado lleva implícito que su presencia es necesaria. No es así. Con el jefe de Palacio de Gobierno, o sin él, la geografía estatal es la peor gobernada del país los últimos cuatro años, y a la problemática social se reacciona con propaganda política, esa que sólo necesita mentiras y dinero.

Tres hechos insoslayables encuadraron, sin embargo y más allá de la visita presidencial del miércoles 3, su cesantía como presidente del club de gobernadores, con la que se engalanó la ridiculización de su regreso a casa.

  1. Dos hombres armados –lo consigné ayer en letras chiquitas- robaron un carro-taque de agua potable, orillados por la crisis del agua en Cuernavaca, lo que sirvió para significar el gobierno fallido.
  2. Familiares de secuestrados en Cuautla, conmovidos por la desconfianza a la policía de mando político único, prefirieron llamar a la Policía Federal, y éstos no sólo protegieron la vida de las víctimas, sino aprehendieron a sus victimarios, a quienes decomisaron armas, parque y vehículos.
  3. Citibanamex, vía Sergio Kurczyn, director de Estudios Económicos del influyente grupo, advirtió que el estado de Morelos va hacia el subdesarrollo, lo que es un caldo de cultivo para que la movilización social escale a lo grave.

Tampoco en la síntesis de prensa y análisis de opinión publicada de la Presidencia de la República le fue bien, no obstante, la visita que, por obligación, no por cortesía, hizo Enrique Peña al municipio jojutlense de las fosas clandestinas, donde hizo énfasis en que hay estados donde la violencia no sólo está de vuelta, sino se agudiza. El invitado no fue muy cortés que digamos con el anfitrión, pero no mintió. El secretario de Gobernación se apropió de la crítica presidencial, y ordenó dar giro comunicacional en medios escritos y electrónicos, acusando a los gobiernos estatales. Como El rey desnudo, Ramírez sintió el manotazo de Los Pinos y de Bucareli.

Que se sepa, Morelos es el único estado del país donde ciudadanos desesperados roban agua para beber. En Veracruz robaban pingüinos y frutsis. No todos somos iguales, le dijo Ramírez a Francisco Reséndiz, reportero de El Universal.

“[realicen] esfuerzos propios mucho más decididos y comprometidos, que vayan más allá de mantener una inercia”, le dijo al club de gobernadores, volteando a su derecha, donde se encontraba el anfitrión.

El nuevo traje de El rey desnudo –intentando taparse y quedar bien con una crítica al populismo que mañana rodeará Palacio de Gobierno, tomando simbólicamente la plaza-, vendría de inmediato y nuevamente de parte de Peña Nieto: “Hoy en México y en el mundo hay desconfianza en las instituciones y se ha creado la dicotomía de aquellos son los malos y acá estamos los buenos’’. Es una afirmación falsa, agregó, porque ni todo es bueno ni todo es malo. Ha habido avances y deben también reconocerse rezagos. Pero lo importante para los gobiernos electos democráticamente es ser más eficientes ‘‘teniendo la presencia de la sociedad civil, mostrando cercanía’’.

Camino al subdesarrollo –y los riesgos sociales que ello implica-, en Morelos empezó oficial y políticamente elprincipio del fin, y con 53 meses de nada -16 para salir por la puerta trasera-, se confirmó el gobierno fallido.

LETRAS CHIQUITAS. La presidencia fugaz del club de gobernadores, sin embargo, dará satisfacciones a la élite del poder, éstos días de mayo. De nada servirá que el árbitro electoral estatal haya picado piedra tanto tiempo en el juego de la perinola distrital –quita uno, pon uno-, si el árbitro electoral federal contempla hacer una excepción nacional, y aprobarle a Morelos, por gestión y administración de Graco Ramírez con el poder central, los 12 distritos electorales que, siendo consensuados por la honorable Cámara de Diputados, les facilitará perpetuarse en su representación vocacional de seguir sirviendo a los morelenses, al menos otros tres años, o más. Por eso andan locos de contentos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
El Kikín vs La Volpe: “Yo hice el sistema antes que Guardiola”
"Deja de ser mi técnico en el Tri y ya lo puedo cuestionar" Seguro es ...