Muere "Rius"

A sus 83 años, muere “Rius”, el hombre que caricaturizó México

Emilio Calderón TENDENCIAS

El caricaturista pasó sus últimos días en Tepoztlán

Ciudad de México.- Eduardo del Río García, caricaturista mejor conocido como “Rius”, murió esta mañana a sus 83 años.

Así lo anunció Graco Ramírez, actual gobernador del Estado de Morelos, a través de su cuenta de Twitter; el mandatario lamentó el hecho y reconoció la trascendencia del artista en la cultura mexicana.

Muere "Rius"

Los trabajos del dibujante destacaban por su dejo de sátira y sarcasmo.

“Rius” es recordado por su irreverencia y audacia, además de utilizar la caricatura como la mejor herramienta crítica. Para la cultura mexicana, hay un antes y un después de Rius; es un parteaguas.

Su vida no es menos memorable que su obra: su padre murió cuando él tenía pocos meses de nacido, por lo que su madre tuvo que mudarse de Zamora (Michoacán) a la Ciudad de México.

Su juventud lo vio pasar por aulas de escuelas privadas, en su mayoría colegios católicos. No obstante, se inclinó por las tendencias izquierdistas a lo largo de su vida.

Desarrollo su técnica y estilo de manera autodidacta, algo que no es poco común entre caricaturistas. Comenzó en 1955, a través de la revista Ja-Já y rápidamente colaboró en todo tipo de medios: La JornadaEl Universal y hasta la revista Proceso llegaron a lucir las cómicas, pero críticas imágenes que el michoacano creaba.

El legado de Rius 

No sólo eso, Rius incluso fue autor de sus propios libros y revistas; textos en los que hablaba de la política y las reformas, repudiaba los -muy evidentes- actos de corrupción e impunidad que en México se viven.

Recomendado: Papel higiénico de Donald Trump saldrá a la venta

Hoy parece sencillo hacer una crítica a nuestro gobierno, pero justo ahí brilla la trascendencia de Eduardo del Río: a él le tocó otro tiempo; había días en los que la censura era lo único público. No obstante, él no se amedrentó. Es más, radicalizó su postura.

A pesar de haber fallecido, su labor en la sociedad perdurará por siempre en todo aquel dibujante que sea libre de decir lo que piensa.

Descanse en paz.

Síguenos en Facebook  y Twitter

 

Related Post