¿No quieres que te lleve la grúa? Conoce algunas de las 32 reglas para evitarlo

El Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México estipula que está prohibido estacionar los automóviles en ciertas zonas o lugares; el total de las reglas puntualiza que existen 32 sitios y normas que harán a los conductores acreedores de una multa y del arrastre de su auto al Depósito Vehicular.

El artículo 30 del Reglamento dicta cada uno de los sitios “protegidos”, en el capítulo referente al uso de la Vía Pública y, si bien existen sitios reconocidos por los automovilistas, hay algunos que son una verdadera sorpresa.

Entre algunas de las normas más evidentes para los capitalinos se incluye la prohibición para estacionarse sobre vías peatonales, especialmente banquetas, y cruces peatonales, así como vías ciclistas exclusivas o vías primarias.

¿Necesitas recoger a un amigo? ¿Esperas a alguien en el metro? Pues si te estacionas sobre o debajo de cualquier puente o estructura elevada de una vía pública, incluso en el interior de un túnel, los operadores de las grúas también podrán engancharte.

¿Conoces alguna calle que tenga camellón central? Si dejas el auto en el costado izquierdo de la vía, cuando existan camellones centrales, laterales o islas, así como las glorietas, lo más seguro es que cuando regreses por tu auto ya no esté ahí.

Cómo ya también se sabe, en donde exista señalamiento restrictivo, o la guarnición de la acera sea de color amarillo, está prohibido el estacionamiento; al igual que en los carriles exclusivos, confinados y/o prioritarios de transporte público.

Si piensas estacionarte en áreas de circulación, accesos y salidas de estaciones o terminales del transporte público colectivo, sitios de taxi, o zonas de ascenso y descenso de pasaje de transporte público, piénsalo dos veces pues el descuido puede salirte caro.

Cuidado también con los espacios de servicios especiales destinados al ascenso y descenso de pasajeros pues aunque algunos no están indicados ahí también podrían multarte y recoger tu auto.

Ahora bien, algunas de las sorpresas para los conductores consisten en que también está prohibido dejar el coche frente a lugares que no tienen líneas amarillas marcadas o letreros de prohibición para dejar el auto como los establecimientos bancarios, los hidrantes para uso de los bomberos; las entradas y salidas de vehículos de emergencia; los centros escolares y de concentración masiva que determine la Secretaría.

Está prohibido que los conductores dejen su auto frente a las entradas o salidas de estacionamientos públicos y gasolineras, rampas peatonales; rampas de acceso de vehículos – aunque aquí si puedes dejarlo frente a tu domicilio- siempre y cuando no invadas la acera.

Para los aventureros, es importante tener presente que el reglamento especifica que no se debe obstruir la visibilidad de la señalización vial; dejar loas autos en doble o más filas; estacionados en sentido contrario a la circulación; ni en batería, con excepción done haya un señalamiento así lo permita.

¿Tuviste una emergencia y te llevaron al hospital en auto? ¡Cuidado! Que algunos han sido sorprendidos con la grúa en las entradas y salidas peatonales de las instalaciones de hospitales o centros de salud.

Y finalmente, para terminar este recuento, habrá que exhortar a los más minuciosos y precisos a no dejar su regla y sentido de la orientación, pues dejar el coche en un tramo menor a siete metros y medio a partir de la guarnición de la vía transversal tampoco está permitido.

Mucho ojo con estacionarse a menos de seis metros de la entrada de una estación de bomberos o vehículos de emergencia; así como con dejarlo en un espacio menor a 25 metros -de cada lado- del eje de entrada y en la acera opuesta a ella; así como a menos de diez metros de cualquier cruce de vía férrea. ¡Carguen con sus reglas!

Y bueno, si no conoces los espacios delimitados por los parquímetros, también habrá que tener cuidado con los cajones azules, que no son para automóviles y pueden mandar tu coche directito al corralón.

Related Post