“No voy a abrir el paracaídas”, avisó a su esposa antes de suicidarse

Emilio Calderón Social

19 de julio.- Vitantonio Caporto, un joven italiano, decidió terminar su vida al no tirar de la cuerda que abriría su paracaídas luego de un salto. Antes de hacerlo, avisó a su esposa sus intenciones.

El hombre de 27 años era un experimentado paracaidista y  que trabajaba en United Parachute Technologies,  por lo que contaba con licencia y permisos para hacer saltos en solitario.

El día que se suicidó  envió a su esposa, Constanza Litellini, un video en que le comentaba que no abriría el paracaídas al aventarse y que iría a un lugar maravilloso.

Caporto había realizado más de 600 saltos y se le consideraba muy experimentado en el tema del paracaidismo.

Litellini, de 25 años, se dirigió asustada al centro de paracaidismo para impedir que permitieran que su esposo se arrojara al vacío.

Cuando llegó, ya era demasiado tarde; para cuando un empleado llamó al piloto por radio, Vitantonio ya estaba en el aire. Fue de una altura mayor a los 4 mil metros que el italiano se quitó la vida de manera tan vehemente y repentina.

Según un empleado de la empresa SkyDive Deland (a la que Caporto no pertenece, pero a la que acudió para suicidarse), el joven se encontraba totalmente tranquilo en todo momento y no actuó de una manera sospechosa durante el viaje.

La policía finalmente encontró su cuerpo cerca del aeropuerto municipal de DeLand. En un principio, se creía que fue un accidente, pero después se revelaron los datos que comprobaron el suicidio.

Se desconocen las razones que llevaron a Vitantonio a suicidarse, pues parecía llevar una buena vida.

La Asociación de Paracaidistas de EEUU  reportó 16 muertes relacionadas con el paracaidismo en 2016 de los 3.2 millones de saltos estimados por sus miembros.

Te recomendamos
Laptops y tabletas ya serán revisadas en el aeropuerto
México, 19 de julio.- A partir de este 19 de julio, las laptops y tabletas ...