OMC, OIT y Cortes, las únicas que pueden salvar a México de Trump

admin NEGOCIOS

México sólo tiene una oportunidad de defenderse de las medidas extremas del Presidente Donald Trump y que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Amércia del Norte (TLCAN) no salga como espera: solicitar arbitraje internacional y auxiliarse de las leyes federales de Estados Unidos.

Especialistas que participaron un foro sobre el TLCAN señalan que es la única manera de que el país enfrente el embate de una renegociación negativa del Tratado  y que se quieran imponer aranceles que perjudiquen la dinámica comercial en la frontera, o en el caso de que Donald Trump emita una orden ejecutiva para poner impuestos las remesas.

En el marco de la visita de John Kelly y Rex Tillerson, secretarios de Estado del gobierno de Donald Trump,  al país, académicos y expertos en estudios de las relaciones comerciales entre México y Estados Unidos, explican que estos acercamientos podrían ser estériles ante una imposición arancelaria y de gravamen a recursos como las transacciones de connacionales hacia México, por lo que deben de dejar de verse como una amenaza y comenzar a trabajar en medidas que sean más efectivas.

“Ya deberían de estar allá”, dijo Erick Ortega Urita, director de la Licenciatura en Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey en el Estado de México.

De acuerdo con Ortega Urita, la velocidad de respuesta que ha tenido el Estado Mexicano respecto al diálogo con Estados Unidos es lenta y desconoce la historia comercial que ambos países tienen en la frontera norte.

“Un Border Tax viola el principio de la nación más favorecida, lo que se debe de discutir en instancias como la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Suiza. No se puede imponer un impuesto de 20%, si se llega a negociar algo así se estaría hablando de un desconocimiento de las leyes de comercio internacional que establecen un máximo de 5 a 10% para gravámenes de esta naturaleza”, detalló el académico, en cuya experiencia se incluye el haber estado en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La cláusula de la Nación más favorecida está incluida en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) y es anterior incluso a la OMC.

En ésta se establece que “cualquier ventaja, favor, privilegio o inmunidad concedida por una parte contratante a un producto originario de otro país o destinado a él, será concedido inmediata e incondicionalmente a todo producto similar originario de los territorios de todas las demás partes contratantes, o a ellos destinado”.

Remesas mexicanas, en la mira

Las remesas son los flujos en efectivo que los trabajadores mexicanos en el extranjero envían al país a través de diversas instituciones reguladas. En México es la segunda entrada de divisas al país, sólo superada por las ganancias que genera el turismo. Desde hace unos años, las remesas superaron incluso, a las exportaciones petroleras.

En 2016, en específico, el, envío de remesas por los paisanos mexicanos alcanzó un monto de 26 mil 970 millones de dólares, un monto histórico que representa un aumento del 8.8% en comparación con el 2016.

Este monto, de acuerdo con el Banco de México, rebasó el récord del 2007, cuando los envíos de dinero a México alcanzaron la histórica cifra de los 26 mil 59 millones de dólares.

Estos números han llamado la atención de los políticos estadounidenses, quienes han declarado en repetidas ocasiones durante la nueva administración, que podrían estar sujetas a impuestos para que también generen riqueza en ese país, o que puedan ser destinadas a solventar otros proyectos, como el muro fronterizo, por ejemplo.

De acuerdo con Erick Ortega Urita, un gravamen a las remesas no sería legal:

No es legal. Hay convenciones internacionales que se van a poner a prueba durante esta administración”.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) será una de las instancias que podría ayudar a México en caso de “una confiscación” de esta naturaleza.

“Tiene mecanismos que actúan cuando un país sobrepasa los límites de la ley”, indicó el académico.

México, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), sería una de las instancias que podría comenzar una vinculación de este tipo.

La Ley y la división de poderes a prueba

La división de poderes y el derecho constitucional en Estados Unidos y México serán algunos de los instrumentos que el gobierno en México deberá de utilizar a su favor para combatir posibles imposiciones arancelarias por parte de Donald Trump:

  • México puede recurrir a las Cortes Federales en Estados Unidos (Prueba de su eficacia es la victoria de ACLU ante la Muslim Ban)
  • Ley de bancarrota y acciones en contra del gobierno federal en cuanto a Comercio.
  • En Estados Unidos las Cortes Federales tienen injerencia a las leyes de impuestos y de comercio internacional.

Pero este ejercicio se puede aplicar desde ahorita, con el tema de los mexicanos en Estados Unidos y sus deportaciones.

A pesar de que el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly dijo durante su visita a México que no habrá deportaciones masivas, los consulados de México en ese país deberían de ser un canal habilitado para que los migrantes accedan a las leyes internacionales.

“A través de los consulados deberían de poder recurrir a organismos internacionales, para proteger sus derechos humanos”, aseveró Ortega Urita.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Aplazan careo de Elba Esther y líder de la SNTE
Se aplazó el careo entre Elba Esther Gordillo y Juan Díaz de la Torre, dirigente ...