Oposición vecinal a obras cobra fuerza en la Ciudad de México

Aura Paola García Ciudad Medio ambiente

La noticia acerca de que un juez federal ordenó la suspensión definitiva de la construcción de la Línea 7 del Metrobús resultó una sorpresa no sólo para el gobierno capitalino, sino también para la sociedad en general.

Con esta orden del más alto nivel de gobierno, ya suman tres grandes movimientos vecinales contra la obra pública en la CdMx, que no sólo han cimbrado instituciones, sino qué también han detenido al gobierno bajo fundamentos legales.

La ruta que estaba prevista para correr sobre Paseo de la Reforma recibió un golpe por parte de un Juzgado, que concedió el alto total, al menos hasta que se resuelva de fondo el amparo promovido por una asociación ambiental (AMDA) y respaldada de fondo por vecinos de colonias afectadas.

En todos los casos, los colonos argumentaron que las construcciones beneficiaban a unos cuantos y en cambio, ocasionaban daños a toda una zona delegacional o más.


Vecinos coordinados contra el GobCdMx

Uno de los movimientos representativos en la exigencia de justicia fue el que se conformó para hacer frente al Deprimido Mixcoac Insurgentes, que pese a que no tuvo los resultados esperados, consiguió que un juez también fallara en su favor.

Los vecinos de las colonias Crédito Constructor y Florida, de las delegaciones de Benito Juárez y Álvaro Obregón, obtuvieron una suspensión definitiva que impidió al gobierno de la ciudad talar árboles en el camellón central de la avenida Barranca del Muerto, en el tramo de las calles Pino y Popo.

Los colonos explicaron que la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) fue incapaz de acreditar, en su informe, la necesidad de realizar el retiro de más de 60 árboles en esa zona.

El abogado, Julio César Ortíz, explicó que la suspensión otorgada por el juzgado 6 de distrito en materia administrativa no suspendió la obra, pero obligó a las autoridades capitalinas a abstenerse de talar o derribar los árboles ubicados en el área señalada hasta que fuera resuelto en definitiva el amparo.

El segundo de lo grandes triunfos, previo a la resolución del Metrobús, llegó un 17 de febrero del 2017, cuando la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó la autorización para la construcción del proyecto denominado Viaducto La Raza-Indios Verdes-Santa Clara.

Entre los principales puntos para negar el permiso por parte de Semarnat se encontraron “la afectación por la tala de árboles, la problemática de movilidad, los hundimientos y la existencia de una falla geológica”.

Además, la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) agregó que el proyecto presentaba diversas deficiencias de información técnica y jurídica.

Residentes de la delegación Gustavo A. Madero y ciudadanos de las colonias aledañas al corredor verde de Insurgentes Norte, se habían movilizado desde finales del año pasado, para recolectar tres mil firmas de habitantes que se oponían a la edificación del viaducto elevado.

Todos ellos celebraron que el permiso haya sido denegado y aseguraron que con este fallo se respetó el derecho de la comunidad a un medio ambiente sano y se sentó un precedente en la lucha por los espacios.

Sin precedentes en la Ciudad

Hace algunos años, un revés a los proyectos de construcción en la Ciudad de México era algo inimaginable; sin embargo, en los últimos dos año fuimos testigos de que los movimientos vecinales son cada vez son más y su oposición a la obra pública es más puntual, aseguró la líder vecinal Susana Kanahuati.

“Todos debemos aprender a ser responsables con nuestra metrópoli y defender lo que nos identifica como pueblo, delegación o barrio originario”, expresó.

De acuerdo con Kanahuati, la organización ha proliferado entre los vecinos, incluso por encima de los desacuerdos, y ello ha permitido consolidar frentes fuertes contra la tala de árboles, la mala planeación de la CdMx y “la voracidad con la que el gobierno capitalino pretende transformar a la metrópoli en un gran negocio”.

De acuerdo con cifras que replican algunos ambientalistas, de 2012 a 2016 han sido talados más de 18 mil árboles en la CdMx; por lo que los vecinos han identificado la necesidad de conformar grupos contestatarios a esta situación.

One Comment

  1. Pingback:Otra vez, se retrasa la entrega del Deprimido Mixcoac

Comments are closed.

Te recomendamos
Sofoca Pemex el incendio en refinería de Salina Cruz
Oaxaca, 16 de junio.- El incendio en la refinería “Antonio Dovalí” de Salina Cruz, Oaxaca, ...

Warning: Unknown: write failed: No space left on device (28) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/tmp) in Unknown on line 0