FOTO: Youtube

Pacífico y a los 101 años murió el heredero de una de las megafortunas del mundo

Redacción NEGOCIOS

David Rockefeller murió, tranquilo y en su cama, a los 101 años de edad. Era el último sobreviviente del clan cuyo apellido ha encabezado, desde hace décadas, la lista de los más adinerados del mundo.

David era el nieto del célebre John Rockefeller, el fundador de la dinastía. Murió en su mansión en Nueva York, enclavada en una de las orillas del Hudson, al norte del estado, en donde vive la crema y nata de la sociedad de la Costa Este: los descendidos del May Flower y otros del club de los multimillonarios.

Por mérito propio, David Rockefeller fundó la Comisión Trilateral, una de las organizaciones privadas más influyentes del mundo. También el Chase Manhattan Bank, germen de JPMorgan Chase, el mayor grupo financiero del país.

Economista por la Universidad de Chicago, con posgrados en Harvard y Londres, fue un amante del arte, gran coleccionista del mismo y uno de los principales patronos del Museo de Arte Moderno de NY, al que los medios calculan que donó, en vida, 150 millones de dólares.

Ahora descansa en paz… si es que en algún momento vivió atribulado.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
#CienciaenAcción | Transforman agua de mar en potable para Ensenada
El grupo de investigación IIDEA (Instituto de Ingeniería, Desalación y Energías Alternas) del Instituto de ...