El padre de Tom Brady rompió el silencio en relación con el castigo que se le impuso a su hijo por el llamado deflategate, y acusó al comisionado de la NFL, Roger Goodell, de falsear declaraciones en el caso que le costó cuatro partidos de suspensión a su hijo.

A dos años de la polémica final de la AFC, en la que los Patriotas de Nueva Inglaterra apalearon a los Potros de Indianápolis al utilizar balones desinflados que les darían ventaja, Thomas Brady recalcó que la liga nunca tuvo las pruebas suficientes para asegurar que su hijo sabía de la condición de los balones y, por tal motivo, el juzgado optó por la decisión de Goodell.

“Fue una cacería de brujas, fue algo que lo superó, mintió de diversas maneras y la realidad es que Tommy nunca fue suspendido por desinflar balones. Fue porque la corte le dijo que podía hacerlo, Roger Goodell puede hacer lo que quiera a cualquier jugador por la razón que sea. Eso fue lo que pasó. La NFL admitió que no tenían evidencia”, expresó el padre de Brady.

A una semana de que el quaterback de los Patriotas juegue su séptimo Super Bowl, su padre externó que si logra conseguir su quinto título Goodell deberá “sentir orgullo” de entregarle el trofeo Vince Lombardy.

“Debe ser un honor porque alguien que tiene la ética de Roger Goodell no merece estar en el mismo escenario que Tom Brady”, dijo.

El pasador de los Patriotas se perdió los primeros cuatro partidos de la presente temporada de la NFL luego de una resolución que tomó un tribunal de los Estados Unidos por el caso de los famosos balones desinflados.

Ahora, Brady se prepara para su quinta final de la liga en la que podría obtener su quinto anillo de campeón, convirtiéndose en el único quaterback en lograr esas hazaña.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *