Peleas de perros involucran más que el maltrato animal

admin POLÍTICA REPORTAJES

En tres años, el Consejo Ciudadano recibió 111 llamadas reportando peleas de perros en la Ciudad de México. Sin embargo, hasta el momento no hay personas detenidas o sancionadas por este tipo de maltrato animal.

El Consejo Ciudadano y la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), junto con organizaciones civiles, denunciaron que no se han tipificado las peleas de perros como un delito en el Código Penal, lo que hace más difícil rastrear los lugares y a las personas que se dedican a esto.

De acuerdo con las autoridades, al llegar al punto que se denuncia los policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y elementos de la Procuraduría General de Justicia capitalina no pueden corroborar que allí se realizaba una pelea de perros.

De acuerdo con las personas que recogen cadáveres de perros, en la CDMX, también se realizan peleas de perros en túneles debajo de Tepito. Sin embargo, dijo, la gente tiene miedo a denunciar por represalias.

Por un lado, los organizadores tienen sus estrategias para escapar antes de que llegue la policía; pero también las dependencias capitalinas no cuentan con el personal capacitado o la tecnología para rastrear estas redes criminales.

En cambio, la Procuraduría General de la República (PGR) o la Policía Federal sí cuentan con las herramientas y la infraestructura necesarias para dar con ellos.

“Es difícil tener un patrón estadístico porque no está tipificado como delito y no hay una autoridad que esté haciendo a nivel federal un mapeo o labores de inteligencia, por eso es importante que avancemos en el marco legal”, dijo Daniel Antón Aguilar García, director de Humane Society International México.

Añadió que esto solo es el primer paso para perseguir oras actividades criminales en las que están involucrados los organizadores de estas peleas.

La asociación, la PAOT y el Consejo Ciudadano denunciaron que la pelea de perros esconde una red de crimen organizado, que también está vinculada al narcotráfico, el tráfico de armas, la trata de personas y la pornografía infantil, como se ha encontrado en redadas realizadas en distintas partes del mundo.

La actriz y activista, Vanessa Bauche, advirtió también que, de acuerdo a un estudio sobre la deep web, el dinero involucrado puede llegar hasta los 15 mil dólares.

Ante este panorama, las organizaciones exigieron al Senado aprobar la iniciativa para modificar el artículo 419 Bis Código Penal Federal para tipificar como delito la crianza o entrenamiento de un perro con el fin de involucrarlo en una pelea.

En todo este tiempo, sólo hay una persona detenida por estar involucrada en la pelea de perros y no ha podido ser vinculada a juicio.

En febrero pasado, 32 perros, que se encontraban en condiciones de hacinamiento y severa desnutrición, fueron rescatados de un domicilio en la colonia Cuauhtémoc, en la delegación Magdalena Contreras.

El dueño se dedicaba a entrenarlos y los utilizaba para peleas clandestinas, además de vender las crías que tenían las hembras.

El sujeto fue detenido durante el operativo. Pero a dos meses de los hechos la investigación sigue abierta sin que Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana de la PGJ-CDMX pudiera vincularlo a proceso, a pesar de que el delito de maltrato animal en la Ciudad de México está tipificado desde 2013.

De acuerdo a la Ley de Protección a los animales de la Ciudad de México, el maltrato animal es un delito que se castiga con hasta cuatro años de prisión y de 200 a 400 días, a quien de manera intencional cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana provocándole la muerte.

Pero el dueño de los perros no ha sido juzgado por este delito, aunque permanece en la cárcel esperando que empiece el juicio en su contra.

Legislación detenida

En diciembre pasado, la Cámara de Diputados aprobó con 291 votos a favor y uno en contra el dictamen que reforma el Código Penal Federal para tipificar como delito las peleas de perros y establecer sanciones que van de tres mil 300 días de multa hasta siete años y medio de prisión.

No obstante, las sanciones pueden incrementarse cuando se trate de un funcionario público y los espectadores deberán pagar una tercera parte de la pena impuesta.

Las actividades que se incluyeron en este dictamen son: la crianza y entrenamiento de perros para que participen en pelas, comprar, vender, tener o transportar caninos para peleas, además de organizar, promover, anunciar, patrocinar o vender entradas para estos eventos.

La iniciativa fue turnada al Senado, pero se atoró en las comisiones, donde apenas este martes fue votada a favor. Sin embargo, los senadores pospusieron su discusión y votación en el pleno debido al “puente” de Semana Santa que se darán.

La votación podría ocurrir después del 18 de abril, dependiendo dela agenda legislativa de esa semana.

Las modificaciones a la ley están detenidas, mientras las peleas siguen creciendo, no solo en la Ciudad de México, sino en todo el país.

Aguilar García señaló que en Estados Unidos ya endurecieron las leyes en la materia, por lo que los “peleadores” se están trasladando a México y a países de Centroamérica para continuar con el negocio.

Además, la Ciudad de México sirve como punto de tránsito y almacén de perros, pues las peleas se registran ahora en Aguascalientes, Guanajuato y Nuevo León.

Hasta ahora el maltrato animal, que no las peleas de perros, están tipificadas en la Ciudad de México, pero sólo se considera una falta administrativa y el imputado queda detenido 36 horas para después quedar en libertad. (Foto: Cuartoscuro)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Donald Trump ordenó bombardeo contra Siria
Estados Unidos disparó misiles hacia territorio sirio como represalia por el ataque con armas químicas ...