Pese a rechazo, aprueban Ley de Seguridad Interior

Redacción Destacadas México POLÍTICA

Sin importar las voces en contra y las recomendaciones de organismos internacionales, entre ellas la ONU y la CIDH, el Senado de la República aprobó este viernes la Ley de Seguridad Interior. 

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero, turnó a San Lázaro el dictamen con diversos cambios, el cual normará y regulará el uso de fuerzas federales en estados y municipios cuando éstos sean rebasados por la delincuencia organizada.

El dictamen, avalado por 71 votos a favor, 34 en contra y tres abstenciones, señala que el Consejo de Seguridad Nacional determinará la procedencia de la intervención en estados o municipios y expedirá dentro de las 72 horas siguientes la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior.

Tras esta noticia, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que es lamentable que el Senado haya aprobado la ley. “México debe centrarse en reforzar la Policía nacional y no convertir a las Fuerzas Armadas en una parte fundamental de la seguridad interna”, señaló Elizabeth Throssell, portavoz de la oficina.

La ley establece que la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior no podrá exceder de un año. Agotada su vigencia, cesará esta intervención, así como las acciones de seguridad interior a cargo de las Fuerzas Armadas. A su vez, la declaratoria podrá modificarse o prorrogarse por acuerdo del Presidente, mientras subsista la amenaza a la seguridad interior que la motivó.

Además, las Fuerzas Federales y las Armadas desarrollarán actividades de inteligencia en materia de seguridad interior. Podrán hacer uso de cualquier método lícito de recolección de información.

Durante el largo debate, el senador panista Javier Lozano defendió en tribuna la nueva ley y criticó a senadores del PT y de su propio partido, al negarse a que las Fuerzas Armadas cuenten con un marco legal que les dé certidumbre.

“Que los mismos que hoy fustigan y advierten amenazas a los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas, sean los mismos que aplauden la monumental estupidez de otorgarle amnistía, perdón y olvido a los capos de la delincuencia organizada. Ahora, resulta que los buenos son los delincuentes y los malos son nuestras Fuerzas Armadas. Vergüenza les debería de dar”, puntualizó.

“Igualmente, reprobable es que vengan senadores y senadoras del Partido Acción Nacional que ayer aplaudían la actuación de nuestros presidentes de la República y hoy por mero cálculo político, por afanes e instrucciones de su ambicioso líder, hoy reprueben esa actuación, la cuestionen y venga a decir absurdos”, aseveró el panista.

El senador Benjamín Robles Montoya, del Partido del Trabajo (PT) apuntó que se debe obligar a cada orden de gobierno a ejercer sus facultades y a cumplir con sus funciones.

Miguel Angel Chico Herrera, del PRI, subrayó que la nueva norma no está hecha para perpetuar a las Fuerzas Armadas en las acciones de seguridad interior y que busca dar mayor certeza a dichas acciones. “No se va a militarizar el país, se trata de un instrumento jurídico que regula adecuadamente la actuación del Ejército Mexicano”, señaló.

Una vez que el dictamen que expide la Ley de Seguridad Interior fue devuelto a la Cámara de Diputados, se prevé que en San Lázaro se sesione en unas horas para que sea enviada al Ejecutivo Federal y este la publique. 

Síguenos en @insurgentehoy

 

Related Post