Pobre, la delegación diplomática de Río 2016

Juan Luis Ramos POLÍTICA

Redacción El Insurgente

Menos de 20 jefes de estado o de gobierno acudieron como invitados a Río de Janeiro, Brasil, para la inauguración de los Juegos Olímpicos, cifra mucho menor al centenar de mandatarios que acudió a las ediciones de 2008 y 2012, celebradas en Beijing y Londres, respectivamente.

Fueron 36 las autoridades internacionales que acudieron al evento, entre presidentes, gobernadores, vicepresidentes, príncipes, princesas y reyes los invitados a la recepción ofrecida por el presidente interino de Brasil, Michel Temer, quien asumió el cargo el pasado 12 de mayo luego de que Dilma Rousseff fue separada de sus funciones mientras el Senado de ese país la somete a un juicio político destituyente.

De los países sudamericanos sólo acudieron los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Paraguay, Horacio Cartes, según refirió la lista suministrada por la cancillería brasileña.

No obstante, el Ministerio de Relaciones Exteriores descartó que el bajo número de altas autoridades estuviese relacionado con la situación interina de la Presidencia brasileña. Tras la recepción, los mandatarios se desplazaron unos tres kilómetros hasta el legendario estadio Maracaná para presenciar la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos.

Entre los mandatarios que asistirán a la inauguración destaca el presidente de Francia, François Hollande, que encabeza una delegación gala dispuesta a hacer un fuerte cabildeo por la candidatura de París para celebrar los Olímpicos de 2024.

Otras autoridades que llegaron a Río para prestigiar los Olímpicos fueron el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y la directora de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan. Mientras que algunos de los grandes ausentes fueron el presidente estadounidense, Barack Obama, y los jefes de Estado de Rusia, China e India, grandes economías emergentes y socios estratégicos de Brasil.

En Río también se sentirá la ausencia de la canciller alemana, Ángela Merkel, una de las más entusiasmadas visitantes de Brasil cuando el país organizó el Mundial de fútbol de 2014.

 

Delegación diplomática en Río de Janeiro:
Andorra: el primer ministro Antonio Martí Petit.
Angola: el vicepresidente Manuel Domingos Vicente.
Argentina: el presidente Mauricio Macri.
Australia: el gobernador general Peter Cogrove.
Azerbaiyán: el viceprimer ministro Yagub Eyyubov.
Bélgica: los reyes Phillipe y Matilda.
Bután: el príncipe Jigyel Ugyen Wangchuck.
Canadá: el gobernador general David Johnston.
China: la viceprimer ministra del Consejo de Estado Liu Yandong.
Corea del Norte: el vicepresidente del Partido del Trabajo Choe Ryong-hae.
Dinamarca: los príncipes herederos Frederik y Mary.
Eslovaquia: el presidente Andrej Kiska.
Estados Unidos: el secretario de Estado John Kerry.
Fiji: el primer ministro Josaia Voreqe Bainimarama.
Francia: el presidente François Hollande.
Georgia: el presidente Giorgi Margvelashvili.
Guinea Ecuatorial: el vicepresidente Teodoro Obiang Mangue.
Hungría: el presidente János Áder.
Italia: el primer ministro Matteo Renzi.
Jordania: El príncipe regente Faisal Bin Al-Hussein y la princesa Zeina Al Feisal.
Lituania: la presidenta Daria Grybauskaité.
Luxemburgo: el gran duque Henri.
Mónaco: el príncipe Albert II.
Nueva Zelanda: el gobernador general Jerry Mateparae.
Países Bajos: el rey Willem Alexander y el primer ministro Mark Rutte.
Paraguay: el presidente Horacio Cartes.
Portugal: el presidente Marcelo Rebelo de Souza.
Reino Unido: la princesa Anne.
República Checa: el presidente Milos Zeman.
San Marino: el capitán regente Andrea Ugolini.
Santa Lucia: la gobernadora general Dame Pearlette Louisy.
Serbia: el presidente Tomislav Nikolic.
Suiza: el presidente de la Confederación Suiza Johann Niklaus Schneider-Ammann.
Unión de las Comoras: el vicepresidente Djaffar Ahmed Said.
Uzbekistán: el viceprimer ministro Adham Ikramov.

 

Con información de EFE

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *