Es “poco probable” que ocurra el impuesto fronterizo de Trump: analistas

Redacción NEGOCIOS

La recuperación de las plantas manufactureras y sus empleos ha sido una de las banderas enarboladas por el presidente electo Donald Trump. Pero lograrlo luego de años de globalización requerirá mucho más que bravuconadas por las redes sociales.

Precisamente en el tenor del regreso de la manufactura a Estados Unidos, el plan del presidente de la cámara baja, Paul Ryan, propone una “tasa de ajuste fronterizo” (BAT) que evitaría que las empresas deduzcan el costo de los bienes importados (las exportaciones no serían gravadas). Pero de acuerdo con un análisis de la agencia especializada Bloomberg esa vía, al menos, resulta poco factible.

“Creemos que esto sería particularmente negativo para los exportadores mexicanos en Estados Unidos (Nemak, Rassini, Industrial Fibras, Vestas, entre otros). Nuestros analistas del mercado minorista para Estados Unidos, Denise Chai y Lorraine Hutchinson, prevén que es poco probable que un BAT sea aprobado“, señala el reporte de Bloomberg de esta semana.

Ese tipo de impuestos, añade el documento, un BAT aumentaría significativamente los costos para los distribuidores y los precios para los consumidores. Es decir, sería un cargo para todos los estadounidenses y no solo castigaría a los productores extranjeros.

Además, ambas analistas de Bloomberg mencionan que Estados Unidos no tiene la capacidad o infraestructura para dar cabida a un cambio importante en el abastecimiento de sus productos extranjeros a nacionales, y muchos de los bienes primarios que usan en la industria del vestido y otros productos minoristas tienen precios en dólares a nivel global, limitando el impacto esperado de los bienes importados de un esperado dólar fuerte. Es decir, un dólar fuerte también les sale caro a ellos.

Te puede interesar: Pese a Ford, México ensamblará 5 millones de autos en 2017

Como es natural, todas las acciones que Trump va proponiendo las aterrizamos en función a México. Pero hay que observar que una imposición así afectaría a muchos más países. Sus efectos se sentirían en buena parte del mundo, de hecho. Las monedas de otros países emergentes también se verían devaluadas y todos verían emigrar a la inversión extranjera a otros destinos.

Los analistas están conscientes que todo lo anterior podría derivar en demandas comerciales contra Estados Unidos frente a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“Otro potencial efecto negativo de aprobar el BAT en Estados Unidos podría ser que algunos países (China, México, Canadá, entre otros) o los bloques económicos (Europa) decidan abrir casos de libre comercio ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) para buscar cargas compensatorias en contra de productos americanos, argumentando principalmente que el BAT podría representar una tasa indirecta en todas las importaciones de Estados Unidos, violando las reglas de la OMC”.

No es conveniente caer en un optimismo irracional o desestimar las acciones del gobierno de Trump. Pero ciertamente cada punto de análisis ayuda a encontrar sendas de crecimiento en medio del cambio.

Te puede interesar: El dólar a 22+. Podemos esperar más mientras Trump asume el poder

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Las de Ocho a las ocho
EL INSURGENTE Crece percepción de inseguridad en sector turismo La percepción de inseguridad entre los ...