Política federal contra obesidad viola derecho a la salud de niños

Juan Luis Ramos POLÍTICA

La Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, presentada por el presidente Enrique Peña Nieto en 2013, violenta los derechos a la salud de los niños y a una alimentación adecuada de los mexicanos, advirtió El Poder del Consumidor.

“El mal diseño de estas políticas, como el etiquetado frontal y la regulación de la publicidad dirigida a la infancia, fueron capturadas por la propia industria de alimentos y bebidas. Esta actuación del Estado violenta diversos derechos de los ciudadanos, contribuyendo a la mayor catástrofe sanitaria en México” declaró Alejandro Calvillo, director de la organización civil.

Debido a ello, El Poder del Consumidor interpuso una denuncia ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por las fallas en tres de las medidas incluidas en la estrategia nacional, entre ellas la regulación para el expendio de alimentos y bebidas charrar en las escuelas.

De acuerdo con la querella, a tres años de que se prohibió la venta de estos productos en las escuelas, la regulación no ha funcionado debido a la falta de capacitación y vigilancia.

A través de una solicitud de transparencia, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Educación de la Ciudad de México manifestaron no ser competentes sobre las acciones llevadas a cabo para el cumplimiento de la disposición legal, por lo que no hay prueba de que alguna autoridad verifique que no se venda comida chatarra en los planteles educativos del país.

Asimismo, la organización señaló violaciones a la regulación que restringe la publicidad televisiva de alimentos y bebidas azucaradas en horarios de público infantil, ya que se encontraron comerciales de productos dañinos para la salud durante programas cuya mayor audiencia es de menores de edad.

De igual modo, en la denuncia se observó que esta regulación carece de mecanismos para proteger a los niños de publicidad de comida chatarra en otros canales de comunicación, como Internet, videojuegos, teléfonos móviles, radio y material impreso, así como espectaculares.

En cuanto al etiquetado frontal en productos alimenticios, que obliga a las compañías a mostrar los valores nutrimentales de sus mercancías, la asociación advierte que esta información resulta incomprensible para la mayoría de la población e, incluso, para los estudiantes de nutrición, quienes confesaron que no pueden interpretar los datos.

Además, El Poder del Consumidor subrayó que los criterios de azúcar impresos en los empaques de los productos representan un riesgo para la salud.

“Es lamentable que el gobierno mexicano se haya dedicado a simular que atiende un problema tan importante, como es la protección de la salud de las personas, por lo que solicitaremos a la CNDH emitir recomendaciones a fin de proteger el derecho de los ciudadanos”, concluyó Calvillo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Instagram has returned invalid data.
Te recomendamos
Barbosa dañó al partido: Barrales asegura que Mancera no influye
Miguel Barbosa dañó al partido emitiendo decisiones personales, afirmó la presidenta nacional del Partido Revolucionario ...