¿Por qué México se encuentra en una larga agonía política?

Por Marco Tonatiuh Garcia 

Recordando algunos  textos de Edmundo O’Gorman, me vino a la memoria el título de uno de sus libros “La invención de América” en el cual menciona que América no fue descubierta sino inventada…si pensamos solo en el caso de México podemos decir que después de 3 siglos de colonialismo y el inicio de las Reformas Borbónicas, se inició un movimiento armado, el cual nos han enseñado a lo largo de nuestra historia académica, luchaba por una independencia de la Nueva España; lo que nuestra historia mitificada y de bronce no nos dice es que jamás se quiso tener una completa independencia y mucho menos se creyó llegar a obtener un país como resultado de este movimiento armado.

Los fenómenos sociales ocurridos en nuestro país no han sido homogéneos, la lucha de independencia por ejemplo, fue un movimiento que con cada líder fue cambiando la finalidad de la lucha, la lucha de Miguel Hidalgo, “El padre de la Patria”, fue por un gobierno legítimo y mostrar su apoyo a Fernando VII y jamás liberar a la Nueva España del yugo ibérico.

La crisis mexica se debe a que aún no se sabe qué hacer con un país, no se tenía previsto el resultado de aquella guerra, México es un país nuevo e inesperado que está dando sus primero pasos, aún se tiene más años de historia colonial que del México independiente, si pensamos en la historia como generadora de traumas o en “México y el Trauma de su Historia” como también lo dice O’Gorman, aún no superamos el trauma o la historia trágica de la época colonial y los errores políticos no pararán hasta lograrlo y saber qué hacer con un territorio independiente.

En 1821, con la consumación del movimiento de independencia vino un periodo bélico, traiciones y asesinatos políticos buscando un camino lógico y ordenado para poder llevar las riendas de un país tan grande como lo era este. Este periodo violento terminó con una dictadura que dio lugar a otro movimiento armado, la historia mítica de la revolución mexicana no es una historia de victoria ni de orgullo, el gran triunfo de la revolución fue la creación del PRI.

México no lleva en su historia la guerra entre buenos vs malos, México lleva en su historia una larga lista de mandatarios y mandantes con un país a la deriva.

Si queremos intentar cambiar el rumbo de México, podemos iniciar por desmitificar a los “héroes y villanos” quitar la venda de los ojos y darnos cuenta que México sigue en su búsqueda por un camino político autónomo.

Marco Tonatiuh Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *