#PregúntaleAlDoc| Los peores errores al seguir un tratamiento médico

‘El mejor paciente es el paciente mejor informado’. Preguntar a tu médico todas tus dudas y seguir las recomendaciones mejorarán tu estado de salud

FOTO: El Insurgente

Si alguien te preguntara qué tipo de paciente es el más incumplido al seguir tratamientos médicos, ¿A cuál elegirías: niños, adultos o ancianos?

¿Respondiste que los niños? ¡Incorrecto! ¿Que los adultos en plenitud, por aquello de los olvidos? ¡Tampoco! Dado que son los padres quienes se encargan de dar los medicamentos a los menores, ellos terminan sus tratamientos a tiempo, mientras que los mayores valoran en gran medida su salud, así que se apegan a lo que les recetó el médico.

“Los adultos son quienes suelen dejar inconclusos sus tratamientos. Entre más jóvenes son, más tienden a dejarlos. Los pacientes jóvenes con enfermedades crónicas suelen ser los más difíciles en el seguimiento, porque se confían cuando se sienten mejor o porque desestiman que su condición sea grave”, explica Siddartha Ríos, médico familiar y asistente de la dirección del Hospital General de México, “Dr. Eduardo Liceaga”.

En entrevista con El Insurgente, el doctor Ríos explicó que es frecuente que en la práctica médica se encuentren con pacientes que no siguen los tratamientos conforme se los recetó el especialista: hacen modificaciones, los suspenden de pronto, los sustituyen, se autorrecetan…

“Si les sobraron pastillas de un tratamiento, las que quedaron las usan en otra ocasión o para otra persona”, termina de enumerar el especialista en salud.

No obstante, Siddartha Ríos no responsabiliza solo al paciente de este tipo de conductas. El doctor que los atiende también se implica en los resultados del tratamiento.

“Y aquí es cuando recuerdo una de las máximas que aprendí en la escuela de Medicina: ‘El mejor paciente es el paciente mejor informado’. De ahí que el médico deba tomarse el tiempo necesario para explicar al paciente su tratamiento, resolver todas sus dudas, ayudar a que el paciente tome conciencia de su condición”.

Una persona que entienda su padecimiento, sea crónico o temporal (agudo), tendrá más conciencia de la procuración de su salud, de autocuidado. De igual forma, continuó Ríos, el paciente debe ser proactivo: preguntar e investigar. Hacer lo que se requiera para sanarse. Es una fórmula de salud.

Los errores más comunes

De acuerdo con el directivo del Hospital General de México, entre los factores que inciden a que un paciente no siga de manera adecuada la receta médica está:

1. La falta de recursos. A veces la medicina resulta onerosa para tu capacidad económica. En ese caso debs hablarlo con el médico, que establecerá otro plan de suministro. De ninguna manera abandonarlo o suspenderlo por cuenta propia.

2. No tomarse todo lo recetado. Debes concluir el tratamiento, aunque se sientas mejor. Esto especialmente cuando se habla de antibióticos, ya que de lo contrario puedes generar resistencia a la cura.

3. Guardarse las preguntas. No se vale quedarse con dudas o aceptar pasivamente todo lo que el médico diga. Los pacientes activos son lo de hoy. De igual forma, puedes solicitar que te den información extra con folletería y publicaciones. O bien, que te sugieran libros, sitios de consulta y videos que te enseñen todo lo necesario acerca de tu estado de salud.

4. Aislarse de la red de apoyo. Algunos de tus amigos y familiares pueden ser tus mejores aliados en los tratamientos. Conversa con quienes sientas mayor confianza para que te acompañen en este proceso de salud. Su compañía te hace bien y te motiva a seguir tu tratamiento.

Prevenir enfermedades, cuidarse, acudir al médico cuando sea necesario y seguir los tratamientos es parte del autocuidado esencial de todas las personas. El médico de cabecera es una relación de confianza y sanación, pero tu salud está, básicamente, en tus manos.

 

 

 

 

 

(FOTO: El Insurgente)

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *