Presupuesto, recortes y movilizaciones agravan crisis en las universidades

Redacción POLÍTICA

Los gobiernos estatales deben miles de pesos a las universidades estatales, que sumados a los recortes presupuestales, han generado problemas financieros en las instituciones y movilizaciones de las comunidades universitarias.

La lista la encabezan la Universidad Veracruzana, con un déficit de 2 mil 300 millones de pesos; la de Baja California Sur, con un adeudo de 470 millones, y la Autónoma de Morelos, con 400 millones, publicó este lunes el diario Reforma.

Otro motivo son los recortes a fondos públicos por parte de la Federación, como ocurre en las universidades Autónoma de Zacatecas, con una retención de 136 millones de pesos en participaciones, y la Autónoma de Querétaro, que sufrió un recorte de 22 millones.

En la Universidad Intercultural de Chiapas el ajuste provocó el despido de maestros, quienes reclaman al Congreso del Estado que se le restituyan los 47 millones de pesos con los que operaba la institución, pues para este año el presupuesto fue reducido a 6 millones de pesos.

“Cuando hay recursos suficientes, los conflictos son mínimos. Cuando empiezan a escasear, hay condiciones para elevar el conflicto interno”, dijo Roberto Rodríguez, académico de la UNAM.

Pero hay otros temas que encienden los focos rojos, como las demandas estudiantiles y de los docentes.

Por ejemplo, en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, un grupo de estudiantes rechazados ha tomado las instalaciones y obligado a la comunidad a tomar clases extramuros.

El Rector, Medardo Serna, ha salido a las calles para exigir respeto a la autonomía de la universidad. Ayer, los paristas entregaron cinco facultades, pero continúa tomada la Ciudad Universitaria.

En la Universidad Intercultural de Guerrero, tras casi un mes de conflicto interno, el movimiento estudiantil provocó el cambio de rector, mientras que en la Pedagógica de Sinaloa un grupo de docentes demanda la renuncia del Rector Aniceto Cárdenas y la reinstalación de cinco profesores que tenían entre 15 y 25 años de servicio.

En la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca el sindicato mantiene tomada la universidad para exigir respuesta a su pliego de demandas, entre ellas aumento salarial y diversas prestaciones.

El tema de fondo, señaló Rodríguez, está ligado al federalismo fiscal que obstaculiza la entrega de recursos a tiempo.

“No hay reglas claras y exigibles para que los recursos lleguen de manera completa y oportuna, aunque los apruebe la Federación, pues en el momento en que entran al Estado se convierten en recursos del Estado que por lo general demora la entrega de los mismos”, expresó el investigador.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Investigan a militares por 39 desapariciones forzadas
La Procuraduría General de la República (PGR) investiga a militares por 39 desapariciones forzadas, en ...