Pretenden legalizar el “éxtasis” en el año 2021

Redacción TENDENCIAS

 

La droga conocida como MDMA o “éxtasis” es ilegal en la mayoría de los países, debido a que su uso y abuso recreativo está ampliamente relacionado con el ocio y las fiestas de música electrónica y la cultura rave.

Sin embargo, esta sustancia, también conocida como “droga del amor”, es objeto de investigación en distintos laboratorios, debido a que varios estudios le han encontrado beneficios terapéuticos en el tratamiento de ciertos trastornos mentales.

La Multidisciplinary Association for Psychedelic Studies (MAPS) es una de esas organizaciones que se dedica a estudiar los efectos terapéuticos de ciertas drogas, en beneficio de la población.

Actualmente, la MAPS cuenta con estudios que demuestran que la MDMA combinada con psicoterapia, es una opción viable para quienes no han obtenido beneficios con otros tratamientos para el trastorno de estrés postraumático (TEPT), provocado por experiencias de guerra, agresión sexual, violencia, accidentes, desastres naturales y eventos similares.

El objetivo de este organismo sin fines de lucro, es lograr que la psicoterapia asistida con MDMA sea un tratamiento de prescripción aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para el PTSD en el año 2021.

 

mdma

 

¿Cómo funciona la terapia para tratar el Trastorno de Estrés Postraumático?

Según los estudios del MAPS, el MDMA puede aumentar la memoria y la conciencia a través de sus efectos sobre el sistema de serotonina, y disminuir el miedo al reducir la actividad en la amígdala, que es una parte del cerebro que regula el miedo. El MDMA también causaría la liberación de hormonas que aumentan la confianza y la empatía, como la oxitocina y la prolactina, lo cual es una herramienta eficaz en el tratamiento del PTSD.

 

Ed Thompson, un bombero de Carolina del Sur que participó en el estudio, dijo que antes de su tratamiento, el PTSD lo mantenía varado, como en una isla.

“Ahora asisto a bodas, cumpleaños, a la iglesia, e incluso puedo ir a la tienda sin pánico; por fin me siento conectado a mi vida y mi familia de nuevo”, dijo.

 

Pero el testimonio de la alemana Rachel Hope, quien también colaboró en las investigaciones, no es menos contundente:

“Piensa en el momento en que fuiste tu mejor “tú” en la vida, y sostén eso durante ocho horas, con testigos y con seguridad. Es un regalo en cualquier circunstancia normal, pero para la curación, es profundo”.

 

 

Solo faltan recursos

Tampoco es un camino fácil. Además de luchar contra los prejuicios y legislaciones actuales, los impulsores de este proyecto también deben reunir recursos suficientes para financiar la producción de droga necesaria para terminar sus ensayos clínicos, que se deben realizar bajo un manual de buenas prácticas y en laboratorios certificados.

Actualmente ya cuentan con el respaldo de 107 individuos que han participado en sus experimentos, de los cuales encontraron que un año después del tratamiento, el 66% de 65 participantes entrevistados ya no tenía PTSD.

De completar los fondos, en 2017 continuarán con sus ensayos, con lo que terminarían la investigación final necesaria para, entonces sí, hacer del MDMA una medicina legal.

 

Más información sobre la labor y los estudios de MAPS en su sitio oficial.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
1 de cada 3 parejas terminan su relación por culpa de redes sociales
De acuerdo con el estudio “Seguridad e Internet” realizado por la Asociación Mexicana para la ...