¿Quién está comprando millones de burros y por qué?

Redacción TENDENCIAS

 

La demanda de burros por parte de China es un fenómeno que está creciendo considerablemente, debido a varios factores relacionados con la medicina y la alimentación.

En esa región de Oriente, muchos consideran que algunos derivados del burro son benéficos para la circulación sanguínea, la menstruación irregular, la anemia, el insomnio y el mareo.

Pero principalmente, la piel de este animal se utiliza en la preparación de una medicina tradicional china llamada ejiao, que se considera tan virtuosa como el ginseng y que sirve para aminorar diversos dolores.

 

Importan burros

Según publica El País, la demanda china de este animal se está volviendo insostenible, al grado de que varios países africanos ya prohibieron la exportación de sus asnos, precisamente por la escandalosa demanda de parte de Asia.

Otro países de los que también importa China a sus burros son: México –donde tradicionalmente se le ha utilizado como animal de carga–, Perú y Egipto.

 

Escasez

Precisamente debido a la sobreexplotación que están haciendo de esta especie, los chinos ya sólo cuentan con unos 4 o 5 millones de asnos, frente a los 11 que según el Anuario Estadístico de la Ganadería llegaron a tener hace 25 años.

El propio Bu Xun, quien es director del Centro de Biotecnología de la Academia de Ciencias Agrícolas de la provincia de Shandong, justifica este déficit argumentando que el burro es difícil de criar porque su periodo de crecimiento es largo y no es tan fácil hacerlo a gran escala.

Pero el problema de la escasez de burros en esta zona geográfica no se debe sólo al incremento de la producción de ejiao, sino también al mismo consumo de la carne de burro, que es muy común, principalmente en el norte del país, donde se preparan unos pastelillos que tienen mucha demanda.

 

El futuro para esta especie no es halagador

Por si fuera poco, la industria está estudiando la elaboración de nuevos productos hechos a base de otros derivados del burro, como la leche y la sangre, por lo que las autoridades locales ya están pensando en subsidiar los criaderos de estos animales.

Es tal la demanda de burros en China, que incluso se han reportado casos de falsificaciones de su piel en la preparación de algunos de los productos y medicamentos mencionados.

Mientras tanto en México, donde no hay escasez de burros, recientemente se registró el primer caso de un animal que fue víctima de la delincuencia, cuando un joven lo secuestró y trató de pedir un rescate de mil pesos al propietario, que vive en el poblado de Motul, Yucatán.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
“No me vengan con chingaderas”: Secretario de Desarrollo Social a priistas
  El secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava, tuvo un desencuentro con los senadores de su partido ...