Renunciaron al PRD, pero no quieren dejar la bancada del Senado

Redacción POLÍTICA

Los senadores que renunciaron a su militancia en el PRD manifestaron su intención de permanecer en la bancada del partido.

Este martes, durante la conferencia de prensa en la que se anunció la renuncia de Miguel Barbosa como coordinador de la fracción parlamentaria, los legisladores anunciaron que seguirán realizando trabajo legislativo con el partido del Sol Azteca.

El nuevo dirigente de los perredistas en el Senado, Raúl Morón, explicó que sus compañeros quieren seguir trabajando como un grupo de izquierda.

“Todos los legisladores somos progresistas y es una decisión de los compañeros seguir perteneciendo al grupo parlamentario”, aseguró Morón,

Incluso, añadió, la mayoría de los senadores del PRD están de acuerdo en que seis de los nueve senadores que han renunciado al partido en lo últimos cuatro años continúen trabajando como un solo grupo parlamentario.

En 2012 que inició la legislatura, había 22 senadores del Sol Azteca. Sin embargo, conforme avanzaron las negociaciones y los trabajos legislativos, los funcionarios fueron abandonando las filas del partido.

Mario Delgado, Rabindranat Salazar y Zoé Robledo se convirtieron en militantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), mientras que Armando Ríos Piter, Alejandro Encinas, Martha Tagle y Benjamín Robledo se volvieron independientes.

Adán Augusto se fue al Partido del Trabajo y Sofío Ramírez milita ahora en las filas del PRI.

De todos ellos, seis insisten en seguir legislando con el PRD como una sola bancada, sin importar su militancia.

Zoé Robledo aseguró que está decisión se hace de manera respetuosa a los dos partidos y no afecta su militancia con Morena.

La decisión de recibirlos de regreso fue más allá, cuando Morón anunció que estos senadores habían votado a favor de que él fuera el nuevo coordinador, a pesar de ya no militar en el partido.

Al cuestionarle si esto no generaría problemas al interior, el legislador michoacano aseguró que era una decisión unánime y que todo se hizo con la aprobación de la mayoría, aunque esa mayoría fuera de distintos partidos.

No obstante, hay una razón económica de peso: para obtener más recursos para los partidos, se requiere un mayor número de miembros en una bancada.

De acuerdo con los estatutos del Senado, a la bancada pueden pertenecer militantes de distintos partidos y seguir recibiendo recursos para operar. Sin embargo, al sumarse a una bancada, ésta suma más ingresos, ya que tiene más integrantes.

Al cuestionarle este tema, Miguel Barbosa aseguró que esa no es la razón por la que quieren seguir unidos, sino por la afinidad de izquierda.

La decisión de los perredistas de recibir a sus ex compañeros de partido se informó a Alejandra Barrales y a Dolores Padierna —quien era la coordinadora interina— este martes, luego de que se hiciera pública en la conferencia de prensa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Ahora Trump deporta a Chabelita
Noticias en un minuto:14 de marzo