Shimon Peres, un legado de paz

admin COLUMNISTAS José Miguel Nogal


Twitter @JMNogal

Era el 28 de septiembre en la noche cuando se anunciaba la muerte, causada por un accidente cardiovascular, del político, escritor y poeta Shimon Peres en Tel Aviv.

La noticia de su fallecimiento entristeció al mundo entero. Era Shimon una de las grandes figuras del mundo, promotor de la paz.

Shimon Peres, uno de los últimos sobrevivientes de la generación que fundó Israel, hizo más por su país que ninguna otra persona: construyó una relación entre los vecinos árabes de Israel para poder lograr la paz, manteniendo siempre su lema “los palestinos podrían llegar a ser mis amigos más cercanos”.

Fungió dos veces como Primer Ministro, también fue titular del Ministerio de Defensa, de Relaciones Exteriores, de Finanzas y Transporte y, también, Presidente. Así fue como permaneció en la luz pública durante siete décadas.

Desde su juventud siempre se destacó como un líder, como una persona que los israelíes veían como un verdadero ejemplo a seguir, ya que buscaba llegar la paz con sus enemigos a través del diálogo y no con las armas.

Mientras fungía como Ministro de Relaciones Exteriores durante el segundo gobierno del Primer Ministro Isaac Rabin, se convirtió en uno de los líderes del proceso de Oslo, el cual era una serie de negociaciones entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que llevaría a un acuerdo de paz, dejando como resultado el Acuerdo de Oslo.

shimon-peres

Gracias a este Acuerdo, Peres junto con Yasser Arafat e Isaac Rabin recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1994.

Peres, a pesar de no ser israelí, ya que nació el 15 de agosto de 1923 en Vishniev, Polonia (hoy territorio de Bielorrusia) adquirió gran amor a Israel gracias a sus padres quienes emigraron en 1934 al Territorio del Mandato Británico de Palestina, hoy actual territorio de Israel.

En México, la relación de Israel aumentó cuando en noviembre del 2013, Shimon Peres visitó al Presidente Peña Nieto por temas de educación, quien impulsó grandes acuerdos para promover, entre ambos países, la cultura, las artes y el deporte.

La labor del exmandatario fue fundamental para crear y fortalecer lazos de amistad y cooperación entre ambos países, relaciones que se restablecieron el 1 de julio de 1952.

El expresidente israelí desde su juventud ya había entrado en la historia. Su desaparición pone fin a la generación de líderes que pusieron de pie al Estado de Israel, un país con grandes logros y protagonistas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Protestan por la inseguridad en el Estado de México
  Alrededor de 500 habitantes del municipio de Naucalpan, en el Estado de México, salieron ...