Siguen apareciendo fosas y cuerpos en Veracruz

admin México

Una nueva fosa fue encontrada este fin de semana en Veracruz, esta vez en un terreno ubicado en la comunidad del Arbolillo, cerca del municipio de Alvarado.

Hasta ahora han sido encontrados 47 cráneos, pero las autoridades señalaron que hay cientos de cadáveres enterrados en el lugar.

Este lunes se confirmó el hallazgo de una familia originaria de Querétaro que desapareció en Alvarado en septiembre del año pasado, luego un viaje de fin de semana.

En entrevista con Radio Fórmula, Juan Pedro Pérez Reséndiz, familiar de los desaparecidos, señaló que se encontraron las identificaciones y credenciales de su hermana, su cuñado y su sobrina, de quienes ya volvieron a saber después de un fin de semana en Veracruz.

“El día de ayer me llamaron para darme la noticia que habían tenido una rueda de prensa donde comunicaron del hallazgo de unas fosas clandestinas en las cuales presuntamente se encuentran los cuerpos de mis familiares, no está confirmado que sean sus restos todavía porque tienen que hacer las pruebas periciales, los análisis de ADN, lo único que nos confirmaron son que encontraron identificaciones de ellos”, dijo Pérez Reséndiz.

El 3 de septiembre pasado la familia viajó a un festival en la entidad, pero en el trayecto entre el Puerto de Veracruz y Alvarado desaparecieron.

Juan Pedro dijo que ahora esperarán los resultados de las pruebas de ADN para confirmar si son sus familiares los que estaban enterrados en esta fosa.

El sábado pasado, el Fiscal General de la entidad, Jorge Winckler, anunció que se habían encontrado ocho fosas en el predio, de donde exhumaron los cuerpos de la familia, así como los restos de Baruch Grajeda García e Isaías Jácome Hernández, quienes desaparecieron en el puerto de Veracruz en julio y septiembre del año pasado.

En el lugar también podrían estar tres marinos secuestrados en el puerto recientemente, aunque esta información no se ha confirmado.

Las fosas se encuentran resguardadas por la Fuerza Civil, Marina Armada, Policía Ministerial y Fiscalía General del Estado y aún se desconoce la dimensión exacta y el número de víctimas que hay en el lugar, ya que las autoridades siguen excavando.

El predio está a nombre de una persona llamada Humberto Santiago y habría servido al crimen organizado para enterrar los cuerpos de cientos de personas.

Veracruz se convirtió en el estado con más cementerios clandestinos, donde se han encontrado a las personas que desaparecieron en los últimos años.

Datos obtenidos a través de Transparencia señalan que en los últimos años se encontraron 18 narcocementerios en la entidad.

Esto contrasta con las declaraciones del ex gobernador, Javier Duarte, quien en 2014 aseguró que en la entidad solo se robaban golosinas de las tiendas, al mismo tiempo que familias, jóvenes y adultos desaparecían en las calles de las ciudades más importantes.

El nuevo cementerio clandestino se encuentra a sólo 70 kilómetros de Colinas de Santa Fe, donde la semana pasada se encontraron 250 cráneos en donde podrían aparecer aún más, ya que no se ha terminado de excavar todo el predio.

Este lugar es la mayor fosa clandestina hasta el momento, ya que estiman podría haber otros 250 cráneos, además de restos humanos que tardarán en ser identificados.

De acuerdo con el portal Plumas Libres, Winckler no había acudido a estas fosas porque las madres de los desaparecidos le solicitaban dinero para poder exhumar los restos y enviarlos a los análisis correspondientes.

Sin embargo, en las últimas semanas ha tenido que aparecer en conferencias de prensa para dar información sobre los descubrimientos de más fosas y los trabajos que realizarán en ellas con el fin de poder identificar los restos de las personas.

A pesar de la molestia de la Fiscalía, lo cierto es que el gobierno estatal debería proporcionar los recursos necesarios para identificar los cadáveres.

De acuerdo con José Pablo Baraybar, director ejecutivo del Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), se requieren seis mil dólares para identificar cada uno de los restos que se encuentran en las fosas.

Sin embargo, la administración veracruzana no tiene dinero para hacerlo.

“No existe forma de hacer la identificación de cuerpos por confrontación de ADN porque no hay reactivos, el dinero fue saqueado y desviado”, dijo el fiscal de Veracruz.

Con el hallazgo de más y más cuerpos, la administración a cargo de Miguel Ángel Yunes deberá encontrar los recursos necesarios para poder identificar las decenas de restos que siguen apareciendo en las fosas.

 

 

Related Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *