¿Estás pensando en tatuarte? Algunas tintas contienen pigmentos de baja pureza, no fabricados específicamente para decorar la piel ni autorizados para su uso en cosmética y que pueden producir riesgos para la salud.

Un estudio de la Comisión Europea, que analiza la seguridad de los tatuajes y de los maquillajes permanentes, revela que la mayoría de las tintas utilizadas para tatuar se importan de Estados Unidos y que se puede producir la degradación de sus colorantes en la piel, en particular durante la exposición a los rayos del sol o los rayos ultravioletas, así como al láser.

° Te puede interesar: Conoce al primer robot que tatúa

Cerca del 80 % de esos colorantes utilizados en los tatuajes son orgánicos y más del 60 % son pigmentos azoicos, algunos de los cuales pueden liberar aminoácidos aromáticos cancerígenos, advierte el documento.

Asegura asimismo que en el mercado europeo se han encontrado productos para tatuar o de maquillaje permanente que contenía sustancias químicas peligrosas.

“Algunas reacciones, frecuentemente exacerbadas por la exposición al sol, son impredecibles” y pueden aparecer a veces después de décadas, según la CE.

La CE concluye que hacen falta métodos analíticos armonizados para estudiar las tintas de estos productos y que habría que actualizar los requisitos vigentes para los productos químicos y su etiquetado. (Con información de EFE | Foto: Cuartoscuro | Archivo)