Traslado de ocho reos desata motín en penal de Acapulco

Redacción México

El traslado de ocho internos de alta peligrosidad de la cárcel de Las Cruces, en Acapulco, a penales federales provocó siete horas de motín, la retención del director del centro penitenciario y del jefe de custodios, y al menos dos bloqueos viales, uno de ellos sobre la costera Miguel Alemán.

Horas después de que presos considerados “negativos” fueron sacados de ese Centro de Readaptación Social se suscitó una protesta por parte de sentenciados, quienes le reclamaron al director José Luis Figueroa que trasladara a sus compañeros sin avisarles a sus familiares.

En un comunicado, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, señaló que al mediodía del viernes internos expusieron inconformidades al titular del penal, lo que provocó “la alteración momentánea del orden”.

Confirmó que en medio de los jaloneos, los internos retuvieron y golpearon a Figueroa y al jefe de seguridad, quienes fueron rescatados por policías estatales.

Tras ello, autoridades penitenciarias reforzaron las medidas de seguridad, mientras que un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública realizaba vuelos de vigilancia.

Más tarde, el vocero aseguró que la situación en el penal de Las Cruces estaba “en completa calma”, y reiteró que “hubo una alteración momentánea” del orden interno de la cárcel.

A estas confrontaciones le siguieron protestas callejeras encabezadas por familiares de los reos. Al filo de las 15 horas, con una veintena de unidades del servicio público bloquearon el acceso principal a la Calle del Futbol, en la colonia Libertadores, y quemaron dos llantas en la entrada de las instalaciones carcelarias.

En demanda de que regresen a los reos a este penal, otro grupo bloqueó la glorieta de La Diana Cazadora, en plena Costera Miguel Alemán, provocando caos vehicular por cuatro horas y media.

Álvarez Heredia señaló que existe diálogo y disposición con quienes expresen inconformidades y refirió que ha sido recurrente la presión de grupos delictivos para remover a las autoridades penitenciarias “que han trabajado para prevenir y evitar que sucedan nuevos hechos de violencia”.

Argumentó que por ello se determinó el traslado de ocho internos considerados negativos y que han generado inestabilidad al interior del penal.

Por estos hechos, el director del penal, Miguel Ángel Gómez, así como todos los elementos de seguridad y custodia, incluso los jefes de las diferentes áreas, fueron separados de su cargo.

 

Con información de Milenio.

Te recomendamos
Claudia Sheinbaum ofrece eliminar las fotomultas
La precandidata del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la jefatura de Gobierno de la Ciudad ...