Trump asegura que mexicanos deportados son delincuentes

Redacción POLÍTICA

Noventa ciudadanos mexicanos han sido detenidos esta semana como resultado de la implementación en Estados Unidos de las restrictivas políticas migratorias impulsadas por el presidente Donald Trump.

De acuerdo con cifras de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) de la Unión Americana, los mexicanos arrestados forman parte de un grupo de 350 extranjeros sin documentos,

De ese total de mexicanos, muchos de ellos ya fueron deportados o sometidos a procesos de deportación; la cifra coincide con las estimaciones que tienen las autoridades consulares de México en Estados Unidos.

Los consulados reportaron que la mayoría de las detenciones se hicieron en Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, así como en la zona metropolitana de Los Ángeles.

Medios de información han documentado también arrestos en días recientes de ciudadanos indocumentados en los estados de Nueva York, Kansas, Texas y Virginia. El operativo más grande se realizó en el sur de California.

Una semana después de las redadas, el presidente Donald Trump defendió las primeras operaciones de expulsión de inmigrantes ilegales de su presidencia, contra extranjeros sin papeles considerados delincuentes, lo que ha provocado protestas de la izquierda y de organizaciones de migrantes.

“La represión contra los criminales clandestinos no es más que la aplicación de mi promesa de campaña”, escribió el presidente en Twitter. “¡Miembros de bandas, traficantes de droga y otros están siendo expulsados!”, agregó.

 


Hasta el momento, el caso de mayor perfil de un ciudadano de México deportado como parte del endurecimiento en las políticas migratorias en Estados Unidos es Guadalupe García de Rayos, expulsada el jueves pasado, tras presentarse en una oficina de ICE en Arizona para cumplir con una orden de supervisión.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, la deportación de García de Rayos “ilustra la nueva realidad que vive la comunidad mexicana en territorio estadounidense ante la aplicación más severa de las medidas de control migratorio”.

El 25 de enero pasado, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva en que amplía las categorías de inmigrantes indocumentados que serían ahora deportados de manera prioritaria de Estados Unidos.

La orden cumple con una de las promesas de campaña de Trump, quien aseguró que deportaría hasta a tres millones de inmigrantes indocumentados que, a su juicio, tienen antecedentes penales.

Funcionarios de ICE rechazaron en una declaración emitida la víspera que estos operativos sean resultado de un endurecimiento de las políticas y afirmaron que las acciones fueron “rutinarias”.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Pese a amenaza de muerte, Isabel Miranda marchará este domingo
Foto: Cuartoscuro La presidenta de la organización Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, encabezará ...