Trump y Kim Jong-un se dan histórico apretón de manos en Singapur

El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un se dieron la mano y sonrieron al comenzar una cumbre histórica el martes, pocos meses después de intercambiar insultos y amenazas de una guerra nuclear.
 
Kim dijo a través de un intérprete que el camino para llegar a las conversaciones no fue fácil, mientras que Trump afirmó que ambos líderes tendrán una fantástica relación, “no tengo dudas”.
 
Trump entró por la derecha y Kim por la izquierda a un patio del hotel de estilo colonial británico, y se estrecharon la mano sobre una alfombra roja y frente a una decena de banderas de Estados Unidos y Corea del Norte.
 
El presidente estadounidense dijo unas pocas palabras al líder norcoreano y le tocó levemente el brazo derecho, mientras Kim permanecía en silencio.
 
La reunión a solas irá seguida de un encuentro de trabajo con sus respectivas delegaciones y un almuerzo.
 
La reunión, cuyo objetivo es tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.
 
Nueve datos sobre la cumbre histórica entre Kim y Trump
 
En dos mensajes de Twitter a primera hora de la mañana, Trump aseguró que “pronto” se sabrá “si un pacto real, a diferencia de los del pasado, puede alcanzarse o no”.
 
“Los odiosos y perdedores dicen que el hecho de tener una reunión es una gran pérdida para EU. Tenemos a nuestros rehenes, las pruebas, investigaciones y todos los lanzamientos de misiles se han detenido, y esos expertos, que hablaron mal de mí desde el principio, ¡no tienen nada más que decir! ¡Estaremos bien!”, añadió.
 
Con información de Excélsior.