Venden arte con técnicas de ligue de Tinder

Juan Luis Ramos POLÍTICA

Redacción El Insurgente

De la misma forma en que se puede “ligar” a través de Tinder, los amantes del arte pueden comprar obras de jóvenes promesas o de artistas plásticos consolidados a través de WYDR, una aplicación en la que participan mil 200 artistas y más de 30 mil usuarios.

Aunque las cifras están lejos de los 50 millones de usuarios y de los 10 millones de visitas diarias de Tinder, esta app de compra y venta de arte en línea está causando furor debido al modelo bajo el que funciona y fue creada, distinto al de herramientas que ya existen.

El nombre de WYDR resulta de la fusión entre White Wall, que hace referencia a las paredes en blanco de las casas o galerías, y Tinder, la aplicación que inspiró a sus creadores.

De igual modo, Wider, que es como se pronuncia el nombre de la app, se traduce como “amplio”, y bajo este concepto sus creadores buscan expandir el mundo del arte, dando acceso a artistas independientes y aficionados.

Disponible para dispositivos móviles y para la web, WYDR fue ingeniado por Matthias Dörner y Timo Hahn, dos estudiantes de la maestría en Administración de Negocios en la Universidad de San Galo, en Suiza.

La app carece de un sistema de filtrado. El artista interesado en vender su obra sólo debe subir una imagen de la misma e incluir especificaciones como medidas de la pieza, materiales de los que está hecha y el precio.

“Nosotros no estamos jugando a ser curadores. Estamos diciendo que todo el mundo puede participar, creando una comunidad en la que todos pueden contribuir, ya sea subiendo obras o expresando su opinión al deslizar sus dedos a la derecha o a la izquierda. Básicamente, es la democratización del mercado del arte”, dijo Dörner en una entrevista con el diario El País.

Sobre la comercialización, los creadores explicaron que el artista les dice en cuánto quiere vender su obra y ellos le agregan 30% a ese precio, para posteriormente dividir el precio de venta, de modo que el artista se quede con 77% y la empresa con 23% del monto total.

La aplicación nació inspirada en los apasionados del arte que no pueden acudir a galerías, pero quieren decorar su hogar con algo más que un póster. Y aunque no existe un precio promedio o mínimo para las obras que se comercializan mediante la herramienta, los desarrolladores buscan mantenerse dentro de un rango que proporcione arte asequible y original.

 

Con información de El País

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Instagram has returned invalid data.
Te recomendamos
Diccionario del Español de México incluirá “narcopalabras”
Entre las nuevas palabras que se añadirán a la segunda edición del Diccionario del Español ...