VICE | Bronco vive, la cumbia sigue

Redacción TENDENCIAS

Por: Paul Medrano

La inclusión de Bronco en el Vive Latino no es una novedad y mucho menos una oportunidad para los regiomontanos. Es justicia. Incluso, desde mi chata opinión, parecería que el mentado festival pretende colgarse de la fama ganada a pulso por una de las agrupaciones más entrañables de la música popular mexicana.

Lo que ha logrado Lupe Esparza y compañía no la ha conseguido ninguna banda de rock mexicano. Más allá de sus 37 años de carrera, de sus 29 discos y 14 millones de discos vendidos (cuando vender discos era una proeza); de giras por América y Europa; de un disco homenaje de parte de rockeros; de ser de las pocas agrupaciones que inspiraron una historieta; de ser una marca tan rentable como para ofertar ropa, calzado y perfumes; de haber sido inmortalizados al nombrar una calle en Chicago, Illinois; de ser pioneros en los dibujos animados y canciones enfocados al público infantil; más allá de todo eso, poseen lo que todo músico ansía: popularidad.

En estos tiempos en que la fama se vende en recargas en cualquier Seven Eleven, vemos grupitos y cantantes que no trascienden del primer disco, aunque durante un año los veamos y escuchemos hasta en el baño.

Lupe Esparza comenzó su carrera desde abajo, como tantos y tantos casos de músicos famosos. Lejos de negarlo e inventarse una historia de leyenda, Esparza siempre se ha sentido orgulloso de su pasado como peón de albañil y de sus raíces indígenas. Por ello, siempre ha mostrado una marcada influencia en sus singulares atuendos. Es este rasgo el que le brinda particularidad y, además lo identifica con miles de hombres y mujeres que nos ganamos la vida en una fábrica, en una construcción, en un taxi o una oficina. Mexicanos que nunca se han ganado la lotería; que nunca han tenido una beca; que no son de alcurnia; que estudiaron en escuelas públicas; que no tenían parientes políticos; que nunca viajaron fuera del país; en pocas palabras, casi todos.

Si hablamos en plata, Bronco no necesita de ningún festival para legitimar su leyenda. No. Sin problemas han llenado cuanto recinto les han puesto enfrente, desde bailes regionales, hasta el estadio Azteca. El fenómeno social que ocasionaron fue tal, que Lupe Esparza (o Bronco; que es casi casi lo mismo) funciona como adjetivo cuando se quiere describir algo demasiado champurrado; su figura inspiró a miles de jóvenes que se querían peinar y vestir como él; incluso, junto con otras agrupaciones, timonearon la música popular hacia temas guapachosos y románticos.

Así mismo, su repentina y sorpresiva desintegración, fue determinante para que se le abrieran las puertas a toda esta temática de violencia que tanto pulula actualmente.
Su influencia es tal, que son decenas los cantantes que han hecho duetos con Esparza. Los hay desde lo más inefables: Paulina Rubio, Yuri o Kabah. Hasta otros que son portentosos: María Dolores Pradera, Armando Manzanero, Celso Piña, Mandingo, Guardianes del Amor o el fabuloso crossover con La Mafia. Incluso, en unos días se dará a conocer su nuevo material: Primera fila, donde rehacen algunos de sus éxitos al lado de gente como Julieta Venegas, Illya Kuryaki & The Valderramas o León Larregui.

 

Para seguir leyendo: https://www.vice.com/es_mx/article/bronco-vive-la-cumbia-sigue

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Check Also
Cesan a tres funcionarios de penal en Apodaca por escándalo de videos
Tres funcionarios del penal de Topo Chico, en el municipio de Apodaca, Nuevo León, fueron ...