VICE| El veneno narcótico de este pez podría ser el próximo analgésico

Redacción TENDENCIAS

 

Por Maddison Connaughton

En lugar de infligir dolor, el blenio colmillo vuelve más lentos a sus depredadores con sólo una mordida.

Este artículo apareció originalmente en VICE Australia.

El veneno “similar a la heroína” de un pez encontrado en la Gran Barrera de Coral podría utilizarse en nuevos analgésicos, afirman los investigadores de la Universidad de Queensland. Mientras que una mordida de la mayoría de los peces venenosos provocará un dolor intenso en sus víctimas, el blenio colmillo —un pequeño e intrépido pez que se encuentra en la GBC y alrededor del Pacífico— sólo utiliza su veneno para volver más lentos a sus depredadores.

El estudio, publicado el jueves en Current Biology, revela que el veneno del blenio tiene un efecto muy extraño en sus víctimas. Inmediatamente después de una mordida, la presión arterial disminuye a alrededor del 40 por ciento. Pero no dura mucho: el veneno simplemente incapacita a un depredador lo suficiente para que el pez pueda escapar de la amenaza. Los científicos creen que la composición química única del veneno podría ser utilizada para desarrollar nuevos analgésicos.

“Su veneno es químicamente único”, señala Bryan Fry, profesor asociado de la Universidad de Queensland. “El pez inyecta a otros peces con péptidos opioides que actúan como heroína o morfina, los cuales inhiben el dolor en lugar de causarlo”.

Fry dice que el blenio colmillo es uno de los peces más fascinantes que ha estudiado, particularmente su naturaleza intrépida comparada con su pequeño tamaño. “Sus armas secretas son dos grandes dientes estriados en la mandíbula inferior que están vinculados a unas glándulas de veneno”, explica. El estudio de la universidad, en el que participaron colaboradores de Países Bajos y Reino Unido, encontró que estos colmillos hacen que el blenio sea algo único dentro del reino animal. Mientras que la mayoría de las criaturas venenosas usan su veneno para matar a los depredadores o para aturdir a las presas para comérselas, los colmillos del blenio son sólo para defenderse.

Bryan Fry argumenta que la singularidad del blenio, desde su veneno hasta su evolución, ponen de relieve por qué es vital la conservación de la Gran Barrera de Coral. “Si perdemos la Gran Barrera de Coral, perderemos animales como el blenio colmillo y su veneno único, que podría ser la fuente del próximo analgésico exitoso”, dice. “Este estudio es un excelente ejemplo de por qué necesitamos proteger la naturaleza”.

Estudios recientes de la Gran Barrera de Coral han encontrado que se está muriendo a un ritmo mucho más rápido de lo que los científicos creían inicialmente. Terry Hughes, director del Centro de Estudios de Arrecifes de Coral de la Universidad James Cook, financiada por el gobierno australiano, dijo al New York Times que su equipo encontró que dos tercios de los arrecifes en el norte de la GBC ya están muertos. “No esperábamos ver este nivel de destrucción en la Gran Barrera de Coral durante otros 30 años”, comentó.

En marzo, la Autoridad del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral anunció que el arrecife está experimentando otro evento de blanqueo masivo. Es la primera vez que ocurre un blanqueo a esta escala dos años seguidos. El plan del gobierno australiano para salvar el arrecife —que se centra en mejorar la calidad del agua y la administración del territorio— se ha enfrentado a diversas crítica que señalan que éste no ha abordado el problema subyacente que está matando el icónico arrecife australiano: el cambio climático.

Sigue a Maddison Connaughton en Twitter.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
Todo listo en el Zócalo para la función de box
Por primera vez, el Zócalo capitalino albergará una función de box donde se disputarán dos ...