VICE | La experiencia de ser madre pasados los 45 años

La maternidad después de los 45 años no es fácil: hay menos energía, el embarazo es complicado, la edad estái en tu contra, pero es una maternidad elegida por convicción

Por Verónica Rama

No es algo descabellado. Las mujeres hace tiempo que le ganaron la batalla al dichoso reloj biológico y ahora son ellas las que deciden cuándo convertirse en madres. La ciencia, hay que decirlo, ha sido una gran aliada en esta guerra y ha dotado a las mujeres no sólo de mayor libertad de decisión, sino también de más tiempo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, las mujeres españolas tienen su primer hijo ahora mucho más tarde que hace unos años. Si en 1975 la edad media para tener el primer retoño era de 25.2 años, en 2015 ascendía a los 31.2. Como en cualquier otro cálculo medio, para lograr esa cifra tiene que haber mujeres que hayan parido antes de los 31. Y también otras que lo hayan hecho después. Y mucho después.

Núria Lara tiene 49 años y es una de esas madres. Se quedó embarazada a los 48 cuando ya no contaba con ello: “Mi pareja y yo decidimos inicialmente que no queríamos tener hijos porque nos habíamos conocido muy tarde. Yo tenía 42 cuando empezamos a salir y no era cuestión de conocerlo y tener un bebé a los 6 meses, así que me había conformado. Pero, pensando que ya no me podría pasar, nos relajamos y me quedé embarazada”. Ahora corretea como puede por el parque persiguiendo a su hijo Joan, de un año y medio.

El caso de Núria es algo excepcional porque, no nos engañemos, a esas edades la mayoría de mujeres necesitan ayuda para concebir. La doctora María Goya, obstetra del Hospital Quirónsalud de Barcelona y especialista en riesgo obstétrico nos cuenta: “Es muy difícil encontrarse con embarazos espontáneos en estas edades. Solo el 1 por ciento de las mamás de más de 45 años tiene un embarazo espontáneo con sus propios óvulos. El 99 por ciento restante necesita ayuda para concebir y, en muchos casos —el 60 por ciento de estas mujeres—, esa ayuda implica también acudir a una donante de óvulos”.

Y, desde luego, no son embarazos normales. Sólo por la edad, el tipo de gestación de estas mujeres está considerado de alto riesgo. “El primer riesgo que tienen es el de aborto espontáneo, que es aquel que se produce antes de la semana 12. Y es un riesgo que se multiplica pasados los 45 años. De hecho, sólo la mitad de estas gestantes logrará superar el primer trimestre. La otra mitad abortará de manera espontánea”, nos cuenta la doctora Goya. ¿Y si lo logran? “Si lo consiguen les esperan por delante dos trimestres más de posibles complicaciones. Son pacientes que se tienen que controlar muy de cerca porque pueden padecer diabetes gestacional e hipertensión. Y en ambos casos el bebé se puede ver afectado”.

Pero son complicaciones que puede tener cualquier embarazada… “Sí, pero si tienes más de 45 años tienes muchas más complicaciones. Además, no he terminado de contarte todos los riesgos”, me comenta la doctora. ¿Más riesgos? “Sí, son pacientes con muchas posibilidades de que se les adelante el parto porque los tejidos están más envejecidos y no son tan resistentes, lo que provoca que el cuello del útero ceda desencadenando el parto antes de lo previsto”. Esto de que se te adelante el parto es algo que también le puede suceder a cualquier embarazada… ”

Para seguir leyendo: https://www.vice.com/es_mx/article/ser-madre-45-anos-mujer-embarazo-problemas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *