VICE | Los motivos de las que no van a celebrar el día de la mujer

Redacción TENDENCIAS

 

Por Eliana Gilet

En Veracruz, un grupo de mujeres luchan porque sus familiares se van o los desaparecen; también desaparecen los hijos, pero no fue así como así, sino que alguien se los llevó el día que les cambió la vida para siempre. Hay por lo menos 30 mil mujeres en México que tienen ese dolor punzante en un costado, como si vivieran con un infarto permanente. Claro que son 30 mil sin contar a las hermanas ni mucho menos a las parejas de los adolescentes que se llevó ese policía municipal. Se estima que en Veracruz, entre un 80 y 90 por ciento de los casos de desaparición forzada fueron causados por agentes del estado, y a finales de febrero de 2017, un grupo casi compuesto totalmente por mujeres, viajó desde ese estado a las oficinas en la Ciudad de México de la Comisión Especial de Atención a Víctimas —que es federal y depende de la Secretaría de Gobernación— a rechazar con pancartas la reelección de Jaime Rochín, porque ya lo conocen y no lo quieren.

Muchas mujeres saben quién se llevó a los suyos porque han investigado y a pesar de que han brindado esa información a la justicia, no lograron mover un centímetro al gigante blanco hasta que se juntaron con otras, se potenciaron y se volvieron una sola voz colectiva que reclama.

Reclaman también las mujeres lúmpenes y heridas que viven en las calles de la Ciudad de México, que fueron abandonadas a su suerte y sobreviven como pueden o puede que sobrevivan si consiguen una moneda para el activo y alguien que las escuche. Entonces se cuelgan en repasar una historia que ya no saben si es verdad o mentira, pero cuentan que ellas fueron separadas a la fuerza de sus familias, a quienes recuerdan y juran que tú eres uno de ellos.

Fueron mujeres las que sostuvieron el país cuando los hombres empezaron a irse voluntariamente en masa hacia el norte; y en Guanajuato, las esposas de los coyotes se ocuparon de la tierra y de los hijos.

Chelito es una mujer indígena, ejidataria en Tierra Blanca de Abajo, Guanajuato, que se quedó a trabajar la tierra mientras su esposo oficiaba de “coyotito” para migrantes hacia Estados Unidos; Marzo de 2017.

Fueron mujeres las que sostuvieron el país cuando los hombres empezaron a irse voluntariamente en masa hacia el norte; y en Guanajuato, las esposas de los coyotes se ocuparon de la tierra y de los hijos, mientras los maridos iban y venían, mientras se quedaban un tiempo allá, y que años después sus hijas y nueras les han parido nietos que también se van para el norte. Fue una mujer la primera deportada de la era Trump al mismo Guanajuato que la había exportado a ella, años atrás, a vivir su vida en otra parte.

Hay otras abuelas, en los barrios bravos de la capital, que encontraron en la venta de drogas un sustento, porque la pobreza es traicionera y el material está muy a la mano. A la mano de Primero Dios y de la Santita Muerte se encomiendan las mujeres que crían en sus hijos la devoción por ese rito. Explican que la fe es la única cosa cierta ante las fallas de la justicia, la cárcel arbitraria y las carencias de un sistema de salud público desbordado y empobrecido.

 

Para seguir leyendo https://www.vice.com/es_mx/article/los-motivos-de-las-que-no-van-a-celebrar-el-dia-de-la-mujer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
ICA está a punto de irse a la quiebra, ¿Por?
La constructora mexicana ICA, una de las compañías más emblemáticas de la construcción de infraestructura ...

Warning: Unknown: write failed: No space left on device (28) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/tmp) in Unknown on line 0