Víctimas de extorsión, 80% de los que han perdido a su perro

admin TENDENCIAS

Una tarde de diciembre, Julio salió con Camilo, su pug, a pasear después de un día de trabajo. Esa la última vez que vio al perro.

En la esquina de Vía Láctea con Osa Mayor, en la colonia Prado Churubusco, cuando el hombre regresaba a su casa dos sujetos lo interceptaron, le enseñaron una pistola y se llevaron a Camilo.

“Ese día salimos y llegando a la esquina de mi casa, dos personas que iban caminando frente a mí me enseñan una pistola y me piden que les entregue al perro o me iban a matar”, narró.

Los ladrones le ordenaron que se fuera, aunque él logró esconderse y alcanzó a ver cómo un  taxi rosa con placas A92502 pasó por ellos. Esa fue la última vez que vio a Camilo.

De inmediato, Julio comenzó una campaña en las calles y en redes sociales para encontrar a su perro, que traía una placa con el número telefónico al que debían comunicarse. Julio ofreció hasta 10 mil pesos a quien encontrara y regresara sano y salvo a Camilo.

Tres días después del hecho, Julio recibió una llamada de un supuesto veterinario que trabajaba en un antirrábico. Le dijo que una persona le informó que tenía un perro con las características del que estaba buscando.

El veterinario le hizo varias preguntas sobre las peculiaridades del animal y le aseguró que que coincidían con el perro que había rescatado una señora y le proporcionó un número telefónico para que se comunicara con ella.

Ya para entonces a Julio le habían parecido raras tantas llamadas y tantas personas involucradas, pero su desesperación por encontrar a Camilo era más grande.

Cuando habló, la mujer le contó que cuando se dirigía a la panadería vio cómo un coche arrojó un bulto a la calle y al acercarse vio que se trataba de un perro, por lo que se lo llevó a su casa y desde ahí marcó al número que traía en la placa, pero la llamada nunca entró y por ese motivo decidió darlo en adopción al antirrábico.

Como supuestamente la mujer vivía cerca de su casa, Julio le dijo que iba a pasar por su perro, pero le contestó que no era posible porque había salido de viaje y Camilo estaba con ella. En ese momento se dio cuenta de que se trataba de una extorsión y no volvió a hablar con esa persona.

Tras un año, Julio dejó de buscar a Camilo, pero aún tiene la esperanza de que un día alguien lo vuelva a ver.

Como Julio, ocho de cada 10 personas que publican un cartel con la foto de su perro o gato perdido son víctimas de extorsión o de intentos de extorsión, una nueva modalidad de hacer dinero con las mascotas de las personas.

“Los que caen son pocos, pero los intentos son muchos, ya que 80% de los casos que se publican con carteles de  recompensa o de urge encontrarla (a la mascota) por cualquier motivo cae en se tipo de situaciones”, señaló Jesús Adán Raviella, colaborador de Perros Perdidos MX, una organización dedicada a ayudar a encontrar animales extraviados.

Robo de compañía

Por otro lado, el número de robos también va en aumento. La diputada local del PRD, Rebeca Peralta León, alertó que en los últimos tres años el robo de los perros y otros animales de compañía se incrementó y que al menos 316 mascotas han sido separadas de sus propietarios.

Los delincuentes no perdonan ni la casa ni la calle. En septiembre de 2016, circuló un video en redes sociales en el que se observa cómo un hombre se roba a un perro que estaba dentro de una casa ubicada en la colonia Agrícola Pantitlán, en la delegación Iztacalco.

En la grabación se ve cómo el sujeto se acerca a la casa y poco a poco va sacando al perro  por la ventana hasta que  logra; luego se aleja con la mascota en los brazos.

El usuario de Facebook, Manuel Alejandro Rojas denunció el hecho y aseguró que su hermano era el dueño del pug que el sujeto se robó.

“Lo adoptó mi hermano hace un año, estaba muy enfermo de sarna, se curó pero aún necesita cuidados especiales, sin mencionar que es parte de mi familia. Me costó mucho levantarlo de salud como para que un hombre lo descuide y no le dé una vida digna”, señaló.

De acuerdo con datos la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, en 2016 los delincuentes se llevaron 115 animales; mientras que en 2015 el robo ascendió a 109; y en 2014 a 92 animales entre perros y gatos, principalmente.

“Lo peor del asunto es que la delincuencia organizada ha visto en el robo de perros, gatos o aves, un negocio lucrativo, toda vez utiliza la extorsión para obtener dinero y aprovechándose de los sentimientos de las personas hacia sus animales les piden rescates de más de tres o cuatro veces de lo vale su mascota”, dijo Peralta.

Sin embargo, la legisladora aseguró que la Procuraduría desconoce el número exacto de animales robados porque solo reporta las averiguaciones previas. Ante ello, la diputada exhortó a las personas a presentar las denuncias correspondientes por el secuestro o robo de algún animal.

Según las organizaciones defensoras de animales, la mayoría de los robos de perros ocurren en Tlalpan, Cuauhtémoc, Coyoacán, Benito Juárez e Iztapalapa, pero sobre todo en las colonias de clase socieconomica media y alta, como Polanco, Condesa, Del Valle, Narvarte, Nápoles, Del Carmen y Lindavista.

Entre las razas de perros más robadas están: los cachorros pomeriano, el Chihuahua, el schnauzer, el rottweiler, el bull terrier inglés, el labrador, el cachorrito maltés y el husky siberiano, cuyos precios en el mercado libre oscilan entre los 11 mil y tres mil pesos.

Peralta León dijo que el costo se eleva cuando los animales son de raza y cuentan con el certificado de pedigree y los perros llegan a costar 45 mil pesos.

En tanto, la activista Perla Linerio Tamayo, aseguró que la mayoría de los perros que son robados no regresan a sus casas, ya que los utilizan para peleas o para los criaderos.

Detalló que los perros de razas como pitbull y rottweiler  son usadas para las peleas, en tanto los chihuahua y los pug son usados para la reproducción clandestina.

Te recomendamos: Exhiben a cuidador de perros en la Condesa que los maltrata y golpea

Cómo funciona la extorsión 

El activista explicó que sobre todo les ocurre a las personas que ofrecen recompensas muy altas o se notan muy desesperados por encontrar a sus perros. 

Raviella explicó que existen tres tipos de modalidades de extorsión en las que caen los capitalinos cuando pierden a sus mascotas. 

1. A la persona que busca su mascota le llega un mensaje de texto en el que le dicen que tienen a su perro, pero no tienen crédito para enviarle las fotografías y lo pueda identificar, por lo que le piden les recarguen 100 pesos de crédito para mandarle las instantáneas. Entonces, el dueño del perro compra el crédito para ese número y nunca recibe las imágenes.

2. El propietario recibe una llamada telefónica de una persona, quien dice ser de un antirrábico, organización no gubernamental, albergue o de alguna veterinaria, y le asegura que el perro que está buscando lo rescató, pero se lo entregó a alguien más.

Después le proporciona el número de teléfono de dicha persona para se ponga en contacto con ella, cuando le marca le dice explica que no vive en la Ciudad de México, pero cuando vino a la capital vio al perro y se lo llevó.

Si el dueño le dice que él va por la mascota, la persona le contesta que viaja mucho, pero se lo puede enviar, por lo que le da el precio del traslado por avión y también el precio de la jaula para enviarlo. En este caso, el propietario deposita el dinero, va al aeropuerto y espera hora a su mascota, la cual nunca llega.

 

3. Al propietario le habla el supuesto familiar o un vecino de la persona que tiene a su perro y le proporciona sus datos con la condición de que no diga quien se los dio.

El dueño le marca a la persona, quien le dice que no le puede regresar a la mascota porque ya se encariñó con ella y debe consultarlo con su familiar, por lo que le pide que le marque al día siguiente para darle una respuesta.

Cuando se vuelve a comunicar le dice que ya invirtió mucho dinero en el animal, porque lo llevó al veterinario, le puso vacunas y lo baño; y le da la cifra del dinero que gastó, pero le asegura que se lo regresará siempre y cuando le reembolse lo que ya gastó. El dueño le deposita el dinero y no le regresa a su perro.

Raviella dijo que los extorsionadores piden desde dos mil 500 hasta seis mil pesos para supuestamente regresar a los perros y las personas que están desesperadas por encontrarlos los pagan.

Los dueños han perdido dinero y solo aumenta la desilusión, al no recibir a su perro de regreso. Sin embargo, la gente sigue cayendo en la trampa, aunque en redes ya hay muchos anuncios con los números de las personas que se dedican a este nuevo negocio.

Cómo evitar la extorsión

Raviella, colaborador de Perros Perdidos MX, aseguró que las redes sociales facilitan la búsqueda de los animales , pero se deben tomar algunas precauciones para evitar caer en una extorsión.

1. No subir información pública al perfil de Facebook, por ejemplo muchas fotografías de la mascota, ya que muchas de las veces los extorsionadores las utilizan para enviárselas.

2. Dar un solo número telefónico de la persona que esté menos apegada emocionalmente del perro, de esta manera será más difícil caer en este juego. “Cuando se involucran emociones y sentimientos se tiende a ser más vulnerable al engaño”, explicó.

3. No se debe colocar la palabra recompensa en los carteles o publicaciones. La palabra urge o cosas que noten que están desesperados por encontrar al animal.

4. Si una persona asegura que tiene a tu perro, le debes pedir una fotografía donde se vea al animal junto al diario de ese día.

5. Comprobar todos los datos que les proporciona la persona que dice tener a tu mascota.

6. Marcar al número 080 de la Policía Federal para que les proporcionen el de la Policía Cibernética  y rastrear la llamada.

7. Colocar en una placa todos los datos de la mascota, ya que 85% de los perros que se pierden y traen puesta una placa regresan a su casa.

8. Sacar a pasear a los perros con correa para evitar que se vayan. “En los meses donde hay celebraciones en las que hay cohetes, como Navidad, Año Nuevo, el día de la Independencia, es cuando más se pierden los animales”, concluyó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te recomendamos
“No soy muy guapa, pero favorézcanme tantito”: Delfina Gómez o_O
Delfina Gómez, precandidata al gobierno del Estado de México por Morena, aseguró que no es ...