La influencia del alcohol que corre en las fiestas decembrinas es un detonador de la desgracia. Los pleitos llegan a los golpes y de ahí a las armas hay apenas un parpadeo. Los muertos de la temporada así lo demuestran.

Como estos dos hombres, en Tlalnepantla, que murieron durante una trifulca. El Ejército Mexicano debió resguardar el lugar. Algo muy parecido ocurrió en Toluca, donde mataron a un hombre e hirieron a otro también durante un pleito. La policía municipal debió resguardar la zona para la llegada de los peritos.

Otra fuente de violencia en esta temporada es el eternamente presente narcotráfico, esta vez manifestándose en Chilpancingo, Guerrero, en donde encontraron el cadáver de un hombre de 22 años de edad, quien quedó tendido en el pavimento. Tenía varios golpes en el cuerpo y el tiro de gracia.

La familia de la víctima dijo que fue secuestrado en su comunidad y que el asesinato se debía a un ajuste de cuentas.

Por último, los asaltos son también grandes contribuyentes de la violencia mortal. Como ocurrió en Cuernavaca, Morelos, en donde se desató una balacera cuando dos sujetos asaltaban un negocio de construcción y la policía se encontró con ellos. El resultado fue un asaltante muerto, un policía lesionado y tres detenidos.

Los hechos en video:

Te puede interesar: Le dieron levantón a un pino de Navidad

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *