Virgilio Andrade, el funcionario incómodo que regresa al gobierno

En medio de una crisis de confianza, el gobierno federal revive a Vrigilio Andrade entre sus filas. El funcionario fue criticado por su investigación de la Casa Blanca

Foto: Cuartoscuro | Archivo

Han pasado tres días desde que el presidente Enrique Peña Nieto nombró a Virgilio Andrade como director general del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), y las críticas continúan contra el gobierno federal por revivir a quien se ha convertido en un icono de la impunidad.

En redes sociales, usuarios y líderes de opinión reprueban la decisión del jefe del Ejecutivo de regresar a las filas de la administración federal a quien exoneró al Presidente por el posible conflicto de interés en el polémico caso de la Casa Blanca.

El anuncio se hizo el viernes en la noche, justo cuando iniciaba el fin de semana y no hubo más información que un escueto comunicado de prensa donde se daba a conocer la decision del Ejecutivo.

Sin embargo, Andrade -al igual que Luis Videgaray– no goza de una buena reputación entre los ciudadanos y aún así, Peña Nieto insiste en mantenerlo en sus filas .

En 2015, Andrade fue nombrado por Peña Nieto como titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), en la que tuvo como principal encomienda investigar el posible conflicto de interés en la compra de la “Casa Blanca” de la pareja presidencial

Después de una “exhaustiva investigación”, el funcionario concluyó que no hubo irregularidad alguna de parte del Presidente y su esposa, pese a que Grupo Higa, empresa que vendió el inmueble a la Primera Dama, tenía 22 contratos con el gobierno federal.

Asimismo, investigó al entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien también compró una casa a la misma empresa y a una tasa de interés preferencial.

Virgilio Andrade abandonó su cargo en julio del año pasado, cuando se anunció que entraría en vigor el Sistema Nacional Anticorrupción, del cual forma parte la Secretaría de la Función Publica, y cuyo titular debía ser ratificado por el Senado.

Seis meses después de haber desaparecido de la vida política, Andrade ocupa desde el viernes el puesto que dejó a principios de enero María Fernanda Casanueva de Diego, y en el que percibirá un salario como empleado de confianza de 147 mil 163 pesos más prestaciones.

El nombramiento de Andrade ocurrió unas semanas de otro polémico regreso: el de Luis Videgaray, que fue nombrado titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

A diferencia de éste, Virgilio Andrade sí tiene experiencia para el cargo que le fue conferido y no llega a “aprender”.

Entre julio de 2001 y mayo de 2002, Andrade fue el titular de la dirección general adjunta de Legislación Financiera en el área de Banca y Ahorro de la Secretaría de Hacienda. Posteriormente, se desempeñó como secretario técnico de Banrural como de Financiera Rural entre 2002 y 2003.

El regreso de Andrade también se da en medio de una crisis en la que el gobierno federal pide la confianza de los mexicanos ante los embates del nuevo gobierno de Estados Unidos contra el país y las repercusiones financieras que estos tienen, como la caída del peso frente al dólar, la cancelación de inversiones extranjeras, el alza en la inflación y la baja en las previsiones de crecimiento por parte de distintas entidades financieras.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *