XXI, el siglo de las mujeres

Redacción COLUMNISTAS

“La igualdad de género es más que un objetivo en sí mismo. Es una condición previa para afrontar el reto de reducir la pobreza, promover el desarrollo sostenible y la construcción de buen gobierno”.

Kofi Annan

 
Desde Aspasia de Mileto en la Grecia Antigua, quien defendió la educación de las mujeres; Hypatia de Alejandría, una matemática asesinada por monjes que temieron el peligro que podía suponer una mujer sabia; Sor Juana Inés de la Cruz, en su carta “Respuesta a Sor Filotea de la Cruz”, se refirió a los derechos de la mujer en la educación, así como la posibilidad de que también pudiera ser intelectual o erudita; Flora Tristán, una de las grandes fundadoras del feminismo moderno; Frida Khalo, una de las artistas más trascendentales en la historia de México; Emmeline Pankhurst, una de las sufragistas más importantes del siglo XIX en Reino Unido y quien fundó un movimiento para el derecho al voto de las mujeres; Marie Curie, científica galardonada con dos premios nobel; Indira Gandhi, la primera mujer que ejerció el cargo de primera ministra de la India; Rigoberta Menchú, también ganadora del Premio Nobel y quien denunció la situación de la mujer indígena en América Latina.
 
Y más recientemente Malala Yousafzai, la ganadora más joven del Premio Nobel de la Paz, quien es activista en favor de los derechos civiles, especialmente de los derechos de las mujeres en la zona del noroeste de Pakistán.
 
Ellas han sido una inspiración para a las mujeres y niñas de hoy y han enseñado que los estereotipos son para romperse; que la mujer tiene la misma capacidad que el hombre de cambiar al mundo con sus ideas, sus acciones y su valentía. Ellas son las máximas exponentes de la lucha por la igualdad social.
 
Si bien, actualmente en México, la lucha por la igualdad ha ganado terreno; no obstante, las mujeres aún son víctimas del machismo, de la discriminación, y del acoso, así mismo las condiciones de trabajo son más precarias frente a los hombres, incluida una menor protección social y salario.
 
Es por esto, que el Estado mexicano debe tomar como ejemplo las medidas adoptadas por otras naciones y de organismos internacionales que defienden los derechos de las mujeres, como la Unión Europea.
 
La Unión Europea prevé diversos instrumentos que protegen a las mujeres; un ejemplo fue la Resolución del Parlamento Europeo, del 10 de febrero de 2010, en donde se hizo referencia a la igualdad entre mujeres y hombres en la Unión Europea y se refrendó la propuesta de establecer una orden de protección de víctimas; y el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra 2
 
la mujer y la violencia doméstica, el cual es el tratado internacional de mayor alcance para hacer frente a esta problemática. Establece “tolerancia cero”; proteger a las víctimas; asegurar que la violencia contra la mujer sea una conducta tipificada y debidamente sancionada; con el objetivo de constituir un conjunto integral de políticas que brinden una respuesta global a la violencia contra la mujer.
 
Es por esto, que los legisladores del Grupo Parlamentario PT-MORENA expresamos nuestra voluntad de colaborar con nuestros compañeros europeos para el intercambio de ideas para la mejora de estrategias que busquen hacer frente a los principales factores causantes de la desigualdad, la violencia contra las mujeres y las niñas, así como generar un entorno que propicie aún más el empoderamiento de las mujeres.
 
Es nuestra obligación el defender los derechos de todas las mujeres y niñas de cualquier origen, independientemente de su edad, raza, religión, origen social, condición de inmigrante u orientación sexual; no como legisladoras y legisladores, sino como seres humanos que reconocemos que todas y todos gozamos de los mismos derechos.
 
Es decir, que somos iguales.

Related Post